Conocer experiencias de producción, asociatividad, desarrollo tecnológico de cultivo y modelos de proyección comercial de la fruticultura, fueron algunos de los objetivos de la Gira Tecnológica que realizaron profesionales de INDAP Aysén, encargados de Prodesal de la  región, ejecutivos integrales y consultores, con el fin de apropiar nuevos conocimientos que permitan replicar modelos de intervención en la región de Aysén en el ámbito frutícola.

Fueron un total de 1600 kilómetros recorridos entre Santiago y Puerto Montt, específicamente las regiones del Maule, Ñuble, Araucanía y Los Lagos, donde pudieron conocer respecto del manejo en viveros, visitar usuarios de INDAP, centros de investigación y centros demostrativos, como así también, parte del proceso de producción de especies frutales como: frambuesas, vides, cerezos, frutillas y castañas.

Por su parte, dentro de los saberes alcanzados durante este recorrido, Florencia Benítez, Agrónomo y profesional del Programa FNDR “Transferencia al Desarrollo Frutícola de la Agricultura Familiar Campesina” señaló: “Esta gira fue muy enriquecedora en el sentido de abrir los ojos a distintas tecnologías asociadas a los diversos cultivos que conocimos durante el recorrido, sobre todo haber tenido la posibilidad ver otras realidades muy diversas e  inspiradoras para el proceso que estamos desarrollando con la fruticultura en Aysén”, señaló.

Benítez,  además indicó que lo más replicable como modelo de cultivo, fue la experiencia del Vivero Yahuén, uno de los principales productores de frutillas del país, quienes desarrollan cultivo en mesones, lo que es muy positivo, especialmente para la tercera edad, considerando que corresponde a una manipulación acorde a las necesidades de los usuarios, experiencia que podría ser replicada en nuestra región a corto plazo.

Dentro de la retroalimentación recibida a través de instancia y balance, el equipo profesional del programa Frutales de INDAP Aysén, concuerdan que una de las principales brechas que hay que subsanar, tiene relación con las condiciones climáticas de la región, considerar cortinas de viento, trabajar bajo cobertores para alargar la temporada, y generar más instancias de retroalimentación y aprendizaje considerando lo  incipiente que es el rubro en la región, el cual ya aspira a una gran proyección.

En este contexto, Carlos Sepúlveda, Encargado Zona Sur, Oficina Campesina de la Ilustre Municipalidad de Puerto Cisnes y Consultor de Frutales de INDAP, indicó: “Esta gira ha sido una experiencia enriquecedora ya que nos ha dado la oportunidad a todos los que participamos de conocer nuevas experiencias innovadoras en el cultivo y manejo de frutales y cómo la tecnología se ajusta a las necesidades de la agricultura familiar campesina. Quiero agradecer el apoyo del equipo de Frutales de INDAP  que han estado en todo momento acompañando, asesorando y apoyando este proceso”, finalizó.

En tanto, dentro de los desafíos del  Programa a corto plazo, se contempla  generar capacidades en los profesionales que trabajan con el rubro, en este caso, los encargados de PRODESAL que están en los territorios,  avanzar a paso firme con los proyectos que se están ejecutando y seguir proyectando las instancias de días de campo, las cuales son muy valoradas por los productores ya que además son instancias que permiten generar apropiación de contenidos asociativos. Así también para este mes, se pretende materializar la realización de talleres, una Cuenta Pública del Programa e iniciar un proceso formativo de compostaje, con el que se espera otorgar un sello en la regeneración de suelo asociado al cultivo.

“Generar esta instancia de intercambio de aprendizajes, especialmente cuando el desarrollo frutícola está en pleno desarrollo en nuestra región, es una gran contribución para poder ir sentando las bases de una iniciativa y su proyección, a modo de permitir el brindar nuevas oportunidades a la diversificación agrícola, incorporando tecnología y experiencia. El presidente Sebastián Piñera lo señaló hace algunos días en su discurso presidencial: Chile debe transformarse en una potencia agroalimentaria, y para eso impulsaremos con más fuerza el desarrollo hortofrutícola, tanto en asociatividad, innovación y nuevas vías de comercialización”, indicó Patricio Urrutia Ramírez, Director Regional de INDAP Aysén.

En tanto para el Seremi de Agricultura, Felipe Henríquez Raglianti, esta visita de profesionales de INDAP a diversos lugares del sur del país es destacable, pues permite traer nuevas formas de abordar las problemáticas del sector y también conocer modelos inspiradores de asociatividad. “Considero que es una actividad que seguro va a traer beneficios en nuestros usuarios y que va a permitir dar mejores respuestas a la agricultura familiar campesina,  que es objeto de atención del  Instituto Nacional de Desarrollo Agropecuario, INDAP.

Cabe destacar que el  programa frutales de INDAP Aysén, financiado con fondos del Consejo Regional, dentro de sus próximas actividades contempla la realización de una ronda de talleres en la región, la  cuenta pública del programa, donde se espera dar a conocer los avances tanto del proceso como de los proyectos que se están ejecutando. A esto se sumará la realización de un taller de compostaje con el cual se espera vincular la regeneración del suelo con los cultivos, lo que otorgará sin duda un sello de sustentabilidad importante para este rubro.