El hecho QUEDÓ al descubierto luego que en redes sociales CIRCULARA un video dejando en evidencia el brutal episodio.

La denuncia fue originada por información publicada en redes sociales en día 02-07-2019, en el cual se registra 1 video y 3  fotografías que dan cuenta de la presencia de un pinnípedo (aparentemente un lobo de mar) dentro de una balsa jaula de un centro de cultivo de salmones.

El material audiovisual fue examinado con detención por fiscalizadores pertenecientes a la Dirección Regional de Sernapesca Aysén, pudiendo concluir que existen elementos suficientes para configurar el delito de maltrato o crueldad animal, por lo que todos los antecedentes se dispondrán para poner en conocimiento a la Fiscalía para que inicie la respectiva investigación de los hechos, y con ello perseguir a  los responsables.

Según información  entregada por la denunciante, el hecho habría ocurrido en el centro Playas Blancas, ubicado en el sector Entre caleta Rabudos y caleta Dagny, Fiordo Aysén, cuya titularidad correspondería a Salmones Antártica S.A.

En los registros audiovisuales  se observa a dos personas en el módulo de cultivo, una de las cuales manipula un arma de fuego, apuntando con dirección a la jaula de cultivo, el cual finalmente dispara el arma en el minuto 3:28. Las fotografías siguientes dan cuanta de un buzo acarreando en el agua al lobo muerto. Se observa en una de las fotografías el buzo con el lobo muerto con dos heridas en su cabeza.

Desde el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura de Puerto Aysén, Jorge Padilla Trujillo manifestó que “Consideramos que existe elementos suficientes para configurar el delito de maltrato animal por ello se pone en conocimiento a la fiscalía de Aysén, para que se inicie la respectiva investigación de los hechos y con ello perseguir a los responsables”; señaló el jefe regional de Acuicultura de Sernapesca Aysén, añadiendo que “Es un procedimiento que se ha hecho en años anteriores, tenemos casos emblemáticos acá en la región de esta índole, en la jurisdicción de Puerto Cisnes y en Puerto Aysén. Es un tema muy importante para nosotros como servicio poder poner a salvaguarda estos animales”, concluyó.

Finalmente cabe señalar que la empresa está infringiendo en la Ley General de Pesca y Acuicultura, arriesgando multas hasta 300 UTM (aproximadamente 15 millones de pesos), además de pena de presidio menor en su grado mínimo. A lo anterior, podría configurarse el delito de maltrato o crueldad con los animales (Ley 20.380 sobre Protección de Animales)  que tiene otra pena de multa (hasta 30 UTM) y de presidio menor en su grado mínimo o medio.