El autor de este hecho quedo en libertad sin medidas cautelares.

Pasadas las 13:30 horas de este sábado, en el Tribunal de Garantía de Puerto Aysén, se realizó la audiencia de control de detención y formalización de Nicolás Ignacio Farías Zúñiga de 24 años, quien sería el autor del fatal atropello de un joven de 21 años durante la medianoche del jueves en la ruta Aysén – Chacabuco, a la altura de la calle Humberto García de la porteña ciudad.

El imputado y tal como quedó establecido en primera instancia, no prestó auxilio a la víctima y se dio a la fuga del lugar, presentándose ante Carabineros 12 horas después de ocurridos los hechos, manifestando ser el responsable del fatal accidente. Es en ese momento se decreta la detención de Farías Zúñiga, quien durante la tarde de este sábado fue llevado a la audiencia de control de detención y formalización ante el Tribunal.

La jueza que dirigió la audiencia y a petición del fiscal Alex Olivero había decretado en primera instancia la medida cautelar de prisión preventiva para el imputado, pero a solicitud del abogado particular de Nicolás Farías, se canceló una fianza de 1 millón de pesos, lo que permitió que este sujeto quede en libertad sin ninguna medida cautelar a la espera del juicio que debiera iniciarse en su contra, una vez finalizada la investigación.

“En este caso se trata de un imputado que ante la ocurrencia y condiciones en que ocurrió el ilícito, no toma la conducto usual de permanecer en el lugar del accidente, sino que se da a la fuga. Resultando inverosímil sus dichos, en orden a que, al momento de ocurrido el lamentable suceso, no se habría percatado de la ocurrencia del mismo, antecedente que este Tribunal tendrá en cuenta respecto de la cautelar que se invoca. Así estima esta Juez, que su sola voluntariedad no resulta suficiente para asegurar los actos del procedimiento, estimando este Tribunal que, no obstante, haberse auto-denunciado existe un evidente peligro de fuga, que solo se puede prevenir con la cautelar pedida por el ente persecutor. Por estas consideraciones y lo establecido en los artículos 139 y 140 del Código Procesal Penal, articulo 492 en relación con articulo 490 N°2 del Código Penal y articulo 195 de la ley 18.290, 19 N°3 de la Constitución Política de la Republica, se decreta la prisión preventiva del imputado Nicolás Ignacio Farías Zúñiga, por peligro de fuga”, esto fue lo resuelta en primera instancia.

Luego la Magistrada dio la palabra al abogado defensor particular del imputado, Fernando Acuña, quien señaló en la audiencia: “Atendida la causal por el peligro de fuga, existe respecto de esta causal en específico la posibilidad de generar una caución, no sea una fianza en dinero y eso es lo que se ofrece en estos momentos… se ofrece una caución hipotecaria”.

Esto fue algo a lo que inmediatamente se opuso el fiscal Olivero: “Señoría, vengo en oponerme a revocarse esta prisión preventiva por una caución económica, caución hipotecaria y el monto que sea, por lo siguientes fundamentos Señoría, primero que todo, la igualdad ante la ley que consagra la Constitución Política y lo que ha llevado a decir que hay una justicia para ricos y una justicia para pobres, resulta que los pobres cometen delitos y los ricos cometen errores, un decir obviamente. En ese sentido se señala que, las personas de un estrato social alto, tendrían la facilidad por contar con dinero, de no cumplir lo que dice la ley. Porque si estuviéramos con una persona pobre, un señor por ejemplo que trabaja acarreando leña, la verdad es que no estaría en condiciones de ofrecer una caución. De tal manera Señoría que, aquí no estamos hablando del robo de un televisor, el daño a un objeto valioso, estamos hablando de la vida de una persona, creo que en este caso una caución económica no puede compensar en ningún caso los daños, el mal causado. Creo que la caución no debe darse, se vulnera la igualdad ante la ley y creo que debe cumplirse la prisión preventiva”.

Ante esto, la Jueza, tomó la siguiente decisión: “Lo que pretende en definitiva la caución es, asegurar la comparecencia del imputado a los actos del procedimiento y prevenir en definitiva el peligro de fuga, que es la razón por la cual este Tribunal ha establecido que la libertad del mismo, constituye un peligro inminente, solamente para ese fin. En ese entendido el Tribunal va a acceder a fijar una caución, pero esta va a ser fijada en dinero, la que se establece en un millón de pesos. En el caso de cumplirse con el pago y acreditarse el mismo, se ordena la libertad del imputado”.

Ante esto, el defensor particular del imputado, manifestó “se pide que se disponga del tiempo suficiente para reunir la cantidad de dinero”. Lo cual fue cancelado en la misma jornada y se dejó en libertad a Nicolás Farías Zúñiga, sin ninguna medida cautelar, menos hubo retención de los documentos de conducir.

El imputado tendría al menos cuatro infracciones por conducir a exceso de velocidad no solo en Puerto Aysén sino que también en otras ciudades del país.

Según lo informado por el fiscal Alex Olivero, se encuentran estudiando la posibilidad de apelar a lo resuelto por el Tribunal de Garantía de Puerto Aysén.