Durante el transcurso de la tarde y de manera voluntaria el imputado se entregó para dar cumplimiento a lo dictado por la Corte de Apelaciones de Coyhaique.

A una semana de ocurrido el hecho que marcó a la familia Tocol Saldivia en Puerto Aysén, tras el atropello que le costó la vida a Sebastián, durante la mañana del jueves 1 de agosto en la sala única de la Corte de Apelaciones de Coyhaique, se realizó una audiencia solicitada por el Ministerio Público, para modificar las cautelares entregadas el pasado sábado 27 de julio por el Juzgado de Garantía de Puerto Aysén, donde la jueza Florentina Rezuc manifestó que “Lo que pretende en definitiva la caución es, asegurar la comparecencia del imputado a los actos del procedimiento y prevenir en definitiva el peligro de fuga, que es la razón por la cual este Tribunal ha establecido que la libertad del mismo, constituye un peligro inminente, solamente para ese fin. En ese entendido el Tribunal va a acceder a fijar una caución, pero esta va a ser fijada en dinero, la que se establece en un millón de pesos. En el caso de cumplirse con el pago y acreditarse el mismo, se ordena la libertad del imputado”, sumado a esto se fijó un plazo de 60 días para el periodo investigativo.

El descontento

Sin duda, lo fijado por la jueza, generó un masivo descontento que impactó no solo a la familia, sino que también al fiscal del caso y a la comunidad en general. Es por ello que desde el Ministerio Público no dudaron en dar a conocer su descontento manifestando en sala que “primero que todo, la igualdad ante la ley que consagra la Constitución Política y lo que ha llevado a decir que hay una justicia para ricos y una justicia para pobres, resulta que los pobres cometen delitos y los ricos cometen errores”, dijo el fiscal Alex Olivero, quien a la salida del tribunal a los medios presentes dijo que «La resolución nos deja absolutamente disconformes. Vamos a indagar con los funcionarios que estaban trabajando el tema, cuáles son las circunstancias anteriores al hecho donde había estado el imputado y otras circunstancias relevantes para llevar a la modificación de la calificación jurídica del hecho», señaló el persecutor penal.

En coherencia con lo manifestado, durante la jornada del lunes la Fiscalía presentó un documento para apelar al fallo otorgado, esto sumado a la presión de la comunidad de Puerto Aysén, quienes desde que ocurrieron los hechos han realizado marchas y velatones en solicitud de justicia por la muerte de Sebastián Tocol Saldivia.

Fallo Revocado

Pasadas las 09:30 horas de ayer, se inició la audiencia de apelación donde se realizaron los alegatos del Ministerio Público, Querellante y la Defensa. Luego de un receso y cercano a las 11 de la mañana los Ministros de la Corte de Apelaciones, José Ignacio Mora, Sergio Mora y Pedro Castro, revocaron la resolución apelada, dictada por el Juzgado de Garantía de Puerto Aysén, que decretó la presión preventiva por peligro de fuga, pero fijando una caución de un millón de pesos, la cual fue pagada posteriormente.

“Se revoca la resolución apelada de fecha 27 de Julio de 2019, en cuanto por ella se reemplazó la medida de prisión preventiva por peligro de fuga del imputado Nicolás Ignacio Farías Zúñiga, por el pago de una caución económica; y en su lugar, se resuelve que se decreta la medida cautelar personal de prisión preventiva en contra del nombrado imputado, por constituir su libertad un peligro para la seguridad de la sociedad”.

La Familia

Este nuevo fallo otorgado, entregó una nueva esperanza a la familia de poder obtener justicia por la pérdida de Sebastián, es por ello que su hermano Juan Carlos Tocol, fue enfático en señalar que “Lo más importante que se hizo justicia, porque él ya va a estar preso hasta cumplir los sesenta días de investigación y eso nos deja más tranquilos como familia, era lo que nosotros esperábamos de esta corte, en medio del dolor que tenemos estamos conformes, ahora a esperar que lo siguiente sea la pena máxima”.

Julio Tocol Soto, padre de la joven víctima, agregó palabras de agradecimiento a los jueces y a la comunidad en general por el apoyo que han recibo.

“Una persona humilde como yo nunca iba a pensar en recibir todo este apoyo, han existido tantos crimines, porque esto no es de ahora, hoy me paso a mí, mañana le puede pasar a otro ciudadano pobre”.

Respaldo

Desde el gobierno no quisieron estar ausentes en brindar el apoyo que necesita esta familia de Puerto Aysén, y así lo reflejo el abogado de la intendencia de Aysén y Ministerio del Interior, Aldo Basquee “Nosotros como gobierno estamos siguiendo el caso muy de cerca, esto es solo una resolución de la Corte, pero creemos que esta resolución devuelve la tranquilidad para la familia, la coherencia y proporcionalidad sobre un delito como este”.

A estas palabras se sumó la primera autoridad regional manifestando que “de manera pública hacemos llegar nuestro sentimiento a la familia Tocol Saldivia. Creo que ninguna familia, ni persona quisiera verse expuesta a sufrir y pasar por una situación como la que les ha tocado enfrentar a ellos. Por tanto, y como hemos estado pendientes de ellos a través del gobernador Manuel Ortiz y el seremi de Justicia, Eugenio Canales para que efectivamente se pueda dar todo el soporte y apoyo a la familia ante una situación tan compleja”, cerró Geoconda Navarrete.

Fiscalía y Querellante

Sin duda que hasta ahora todos los antecedentes que se manejan son privados ya que existe un proceso judicial vigente, pero el trabajo del Ministerio público y la parte querellante es esclarecer este hecho tipificado cómo cuasidelito de homicidio y fuga sin prestar auxilio.

Es por ello que el abogado querellante Iván Gutiérrez fue categórico en manifestar que “Lo que a nosotros nos interesa es establecer qué hizo el imputado antes del accidente, en el tiempo inmediato al accidente y en el tiempo posterior”, dijo Gutiérrez, agregando que “Tenemos algunas dudas, ya que es curioso que haya dejado pasar 12 horas para presentarse ante la justicia ¿Qué había que ocultar?, ¿Iba con todos sus sentidos conduciendo ese vehículo? De modo tal que ahora viene el trabajo de mayor esfuerzo, esclarecer los hechos tal como ocurrieron y aplicar las sanciones que correspondan”, señaló el abogado querellante.

Penas que sin duda se otorgan según indica la Ley Emilia y otras agravantes que se puedan sumar tales como algunos antecedentes anteriores en su conducta como conductor y una causa vigente por daños y lesiones, desde el Ministerio Público, el jefe de Asesoría Jurídica, Luis Soto Becerra destacó que “Respecto del delito de cuasidelito de homicidio llega a los 541 días y respecto de delito establecido en el artículo 195 de la ley de tránsito que es huir del lugar y no dar cuenta a la autoridad, delito que está establecido en la Ley Emilia, es una pena que va desde los 3 años y un día a cinco años”, dijo el abogado.

La Defensa

Desde la defensa en los alegatos, Fernando Acuña, dejó claro que además de ser el abogado existe un vínculo con la familia del imputado, sumado a ello mantuvo su posición en la inocencia de Nicolás Farías Zúñiga, “es inocente y el verdadero autor está libre”, dijo.

“El tribunal entendió que aquí se está discutiendo un asunto de mucha gravedad, que es necesario mantener privado de libertad a mi representado, espero que esa decisión cambie lo antes posible, porque mi convicción más profunda es que aquí estamos en presencia de un inocente de este delito. Peor todavía me parece que la persona que efectivamente cometió el delito está muy contenta en su casa”, concluyó Fernando Acuña.

La orden fue emitida a Carabineros para dar cumplimiento con la detención del imputado, quien recordemos estaba en libertad sin ninguna cautelar que impidiese a Nicolás Farías Zúñiga salir de la región o del país.

Sin embargo, durante el transcurso de la tarde del jueves cercano a las 15:00 horas, trascendió que el imputado se entregó de manera voluntaria, para cumplir con lo dictado por la Corte de Apelaciones de Coyhaique, y cumplir privado de libertad el proceso de investigación  que resta en este hecho que conmocionó a toda la ciudadanía.