Como un hecho relevante y un precedente para la región, catálogo la Seremi de la Mujer y la Equidad de Género Magali Pardo Jaramillo, el dictamen que el Juzgado de Garantía de Coyhaique realizó respecto el delito de Acoso Sexual Callejero sucedido en la capital regional recientemente “estoy muy conforme de que se haya aplicado por primera vez el cuerpo legal que sanciona el acoso sexual callejero en la región. Pues es a través de este tipo de acciones que, como sociedad, observamos como una Ley permite hoy en día, sancionar conductas que en el pasado pudieran haber quedado impunes”.

La Ley 21.153 promulgada el 03 de mayo en el marco de la Agenda Mujer, modificó el Código Penal, sancionando el acoso sexual en lugares públicos o de libre acceso. Específicamente tres nuevas conductas fueron incorporadas: la captación y/o difusión de imágenes de los genitales de otra persona en un lugar público y sin su consentimiento, el abuso sexual contra mayores de 14 años y se realice por sorpresa, además de la penalización al acoso sexual en lugares públicos o de libre acceso al público sin el consentimiento de la víctima y que puedan provocar una situación intimidatoria hostil o humillante contra la víctima.

“Esta es una clara señal de avance en materia de protección a la mujer, porque no sólo tenemos leyes, sino además estas son aplicadas por el poder judicial, mostrando a través de estas acciones como el Estado, y en este caso la región,  tiene un compromiso total con erradicar la violencia contra la mujer” Complementó la seremi de la mujer, respecto de que, hasta hoy, el Código Penal contemplaba diversos delitos relacionados a acciones de carácter sexual, pero no incorporaba figuras que permitieran sancionar conductas distintas al contacto corporal.

Finalmente, Magali Pardo Jaramillo invitó a las personas a que se atrevan a denunciar, pues hoy el Estado cuenta con herramientas que permiten que acciones como las dadas a conocer por la Fiscalía no queden impunes “Como Ministerio somos enfáticos, no toleraremos ninguna manifestación de violencia contra la mujer y, pedimos a las personas que denuncien estos hechos y sobre todo los reprueben. Hoy las mujeres tenemos una ley que nos permite andar más tranquilas por las calles, pero es un compromiso de la sociedad en su totalidad hacer el cambio cultural”, concluyó.

Respecto las sanciones de estas conductas, las mismas contemplan penas de prisión en su grado mínimo a máximo, que van desde los 61 días a los 5 años y multas desde las 5 a 30 UTM ($241.765 a $1.450.590) dependiendo el grado del delito.