Tribunal desestimó la presentación de nuevos antecedentes, mientras que la fiscalía solicitará una investigación hacia el abogado defensor de esta causa por obstrucción.

Luego que el pasado 11 de septiembre en el Juzgado de Garantía de Puerto Aysén se aplazara la audiencia que buscaba modificar las cautelares del único imputado en este hecho que enlutó a toda la comunidad porteña, este lunes 23 se dio continuidad a este caso.

Recordar que en esa oportunidad la defensa presentó nueva evidencia que obtuvieron investigadores privados, contratados por la familia del imputado Nicolás Farías Zúñiga, este nuevo material consignaba declaraciones de testigos las cuales una vez analizadas por personal SIP de Carabineros, se encontraron diversas contradicciones, las cuales motivaron a desestimar la solicitud de la defensa, manteniendo la prisión preventiva del imputado “La investigación por decisión constitucional y legal, le corresponde al Ministerio Público y lo que correspondería es que la defensa pida las diligencias a la fiscalía, pero por otro lado en el código habla de libertad de pruebas, entonces tampoco es tan extraño que pidan pericias privadas lo cual es habitual, pero lo que yo no había visto es encargar diligencias investigativas a investigadores privados”, explicó el fiscal del caso Alex Oliveros.

Obstrucción a la Justicia

En la jornada del lunes además se abrió una carpeta investigativa para el abogado defensor, por obstrucción de la investigación, esto por aportar antecedentes falsos a la investigación.

“Esto se abrió el lunes, posterior a recibir el informe, entregaremos la orden de investigar a la Bicrim de Puerto Aysén, y según los antecedentes que ellos recaben y la evaluación seguirá adelante y si no hay delito se sobreseerá la causa”, comentó el fiscal Olivero.

Se perdieron las imágenes

Durante la sesión se conoció de la pérdida de imágenes solicitadas por parte de la SIP de Carabineros al recinto carcelario de Gendarmería ubicado en cercanías del lugar de los hechos, esto dio paso a la incautación del disco duro del equipo de grabación dijo el persecutor penal.

“Personalmente fui al quinto día con personal de la SIP y ahí me dijeron que las imágenes lamentablemente se habían borrado, esto llevó a que se incautara el disco duro del equipo de grabación de la cárcel y se enviara a la ciudad de Santiago para extraer las imágenes, lo cual esperamos sea factible, dado que si tuviéramos esa imágenes ahora, tendríamos mayor claridad. Esto no porque de directo al sitio del suceso, sino que nos podría mostrar el escenario del paso de vehículos, entonces ahí podríamos saber si pasó el Kía Sportage o la camioneta del imputado, pero esperamos que esa pericia llegue con buen resultado”.

La Familia

La familia presente en la audiencia quedó conforme con la decisión adoptada por el Juzgado de Garantía de Coyhaique, pero el temor que señalan es que los recursos económicos que posee la familia del impitado entorpezcan el trabajo investigativo que se realiza para obtener justicia para Sebastián, dijo su hermano Juan Carlos Tocol.

“Queda mucho camino todavía por lo menos está donde tiene que estar (…) nosotros estamos con el susto de que lo que ellos están haciendo con la investigación le pueda favorecer (…) aquí nos podemos dar cuenta que la plata manda, nosotros no tenemos los medios para contratar a este tipo de personas, como lo hacen ellos”, concluyó el hermano de la joven víctima.

La Defensa

Desde la defensa claramente no quedaron conformes con la resolución del tribunal de Garantía, pero mantienen la tesis de la inocencia de su defendido, sumada a la entrega voluntaria Nicolás Farías Zúñiga, sostuvo Fernando Acuña.

“La entrega fue deliberada, fue conversada conmigo, con sus padres y su familia, la decisión la tomó el. Y existen concretamente los medios para poder hacer la redirección de la existencia de alcohol en la sangre, es decir que al día siguiente después de que hiciste una borrachera, siempre queda algo de alcohol y se aplica una tabla regresiva que permite determinar a determinada hora y de acuerdo a la contextura del individuo si tenía o no reserva de alcohol y eso no se hizo en esta oportunidad, ¿Por qué razón? Porque tenía 0.0 en resultado de alcoholemia al igual que la víctima”, cerró el abogado defensor particular.

Finalmente cabe señalar que la fiscalía no descarta solicitar la ampliación del plazo de investigación dado que el periodo investigativo de 60 días esta pronto a finalizar, de igual manera no se descarta que la defensa presente algún documento a la Corte de Apelaciones para revocar esta resolución.