La Mesa Unidad Social Coyhaique decidió recoger uno de los planteamientos que más se repite en los cabildos autoconvocados que se han realizado en el país y que tiene relación con plebiscitar la decisión de cambio constitucional. Y aunque el Gobierno y parte de la Oposición acordaron realizar un plebiscito para abril del próximo año, las municipalidades esperan llevarlo a cabo en las próximas semanas, así lo resolvieron al menos una treintena de municipios del país, entre ellos Coyhaique.

De este modo, Unidad Social, será parte de la consulta ciudadana que debería definir continuar con la actual constitución o definitivamente superar la actual Carta Magna. Pero, además, se incluirán otras alternativas de votación, con el fin de recoger los planteamientos ciudadanos en materia de territorialidad y otros.

El alcalde Alejandro Huala solicitó el apoyo de la mesa en materia de vocales, ya que se calcula en al menos 600 las personas que deberán acompañar el proceso, que debería levantarse en un par de semanas. “La diferencia de esta consulta ciudadana es que los chicos desde los 14 años pueden votar. La idea es que lo hagan dentro de sus mismos colegios. La idea es que vaya la mayor cantidad de gente a votar. Si bien sabemos que estas consultas no son vinculantes, pero sí sirve como una herramienta política potente para que la gente y todos sepamos qué queremos realmente, porque este acuerdo de algunos partidos políticos no se apega a lo que las comunidades estaban pidiendo hace mucho tiempo en la calle”, indicó Alicia Ramos, vocera de la Mesa.

“La idea de la Mesa y el llamado a nivel nacional, es que tenemos que seguir con la movilización y no decaer, porque los temas y las demandas de los trabajadores no están consideradas y cuando los acuerdos se hacen a espaldas del pueblo los acuerdos son peligrosos, iremos viendo en el camino que los porcentajes no están claros para la ciudadanía y creemos que las consultas ciudadanas son mecanismos democráticos que debemos apoyar”, agregó Ramos Ferrada.

Hasta ahora la agenda social que se está llevando a cabo en forma paralela al cambio constitucional no da respuestas a las demandas urgentes del pueblo movilizado, en materia de pensiones, sueldos y derechos sociales garantizados.

Este lunes, al cumplirse un mes del inicio de las protestas, se realizó una gran marcha en Coyhaique y otras localidades de la región, movilizaciones que deberían continuar esta semana. “La Mesa de Unidad Social convocó a una movilización a un mes de comenzar esta gesta heroica del pueblo chileno por superar el neoliberalismo en nuestro país y en este sentido se hizo parte para decir no más AFP, no más lucro con los derechos del pueblo, no más mercado en los servicios básicos de nuestra vida y por dignidad para todos y todas las chilenas. Nos movilizamos de forma importante y significativa por una Asamblea Constituyente en los términos que defina el pueblo, que es donde reside el poder constituyente y la soberanía popular y no en el Congreso”, concluyó Benjamín Infante, de la Mesa de Unidad Social Coyhaique.