Ante los últimos acontecimientos que han afectado a los jóvenes voceros de los estudiantes secundarios y que significó que el Gobierno invocara la ley de seguridad interior del estado, tras los hechos que generaron la suspensión de la prueba de selección universitaria (PSU), la Mesa de Unidad Social de Coyhaique, declaró su solidaridad con los estudiantes que hace años vienen reclamando por la evidente segregación que provoca este examen estandarizado, que no refleja las diferencias que existen en la adquisición de conocimientos previos entre los distintos establecimientos educacionales particulares, subvencionados y municipales. “Hay un evidente abuso por parte de la autoridad y particularmente de la Ministra de Educación, Marcela Cubillos, al invocar una ley a menores de edad, con el fin de criminalizar la protesta social legítima y de larga data, como una manera de crear un escenario desfavorable al plebiscito y al proceso constituyente. Esto no es casualidad, es una fórmula utilizada para desprestigiar y desconocer acuerdos, lo cual es curioso porque son los mismos que para la Constitución de 1980, en plena Dictadura, no dijeron nada cuando el proceso fue totalmente al margen de cualquier legitimidad, sin padrones, sin vocales y sin información alguna”, señaló Elías Muñoz, vocero de la MUS Coyhaique.

Asimismo, la Mesa hizo un llamado amplio y transversal a la mayor unidad en momentos en que por todos los medios la derecha busca deslegitimar el proceso constituyente. “Necesitamos no cometer los mismos errores de antes, es decir, no podemos anteponer nuestras diferencias a la necesidad de lograr dejar atrás la Constitución de Pinochet y para eso llamamos a las organizaciones y ciudadanos autoconvocados a ser parte de este espacio de deliberación, en que buscamos generar las condiciones para que todos podamos vivir mejor”, señaló Rosa Cárcamo, pobladora y vocera de la Mesa.

También la MUS fue crítica del actuar de los parlamentarios de la región y particularmente de David Sandoval, quien decidió no darle rango constitucional al agua como bien de derecho público. “Fueron doce votos contra 24, esos doce senadores pesaron más que los 24, eso es lo que queremos cambiar, esos cerrojos de la Dictadura en que una minoría ideologizada y defensora del sistema, pesa más que una mayoría. Eso no puede seguir así y por eso el Acuerdo por la Paz, que mantiene estos vicios fue rechazado por la Mesa. Además, el Gobierno no tuvo voluntad de escucharnos y ni siquiera se pronuncia. Hasta ahora no hemos ganado absolutamente nada”, enfatizó Rosa Cárcamo.

Por otro lado, las distintas organizaciones que conforman la MUS, están organizando una gran “Chamametón” para el último fin de semana de enero, donde están todos invitados y que contará con una mateada popular, grupos artísticos y micrófono abierto para quienes quieran hacer llegar un mensaje de unidad a los chilenos. “Son momentos históricos y debemos afinar la estrategia para ganar el plebiscito con la aprobación de un cambio constitucional, a través de convención constituyente y marcar AC en el mismo voto, lo cual no invalida la opción, pero deja de manifiesto que el pueblo quiere una Asamblea Constituyente como mecanismo para superar la actual Carta Magna”, agregó Elías Muñoz.

Cabe mencionar por último que la “Chamametón” se realizará en el parque Víctor Jara el sábado 25 de enero.