«Confrontado, el imputado terminó admitiendo que los equipos móviles estaban destinados al interno  a cambio de la suma de cien mil pesos».

 

El Juzgado de Garantía de Coyhaique decretó las medidas cautelares de arraigo comunal y firma quincenal de Roberto Mauricio Santiago Segura Segura, funcionario de Gendarmería imputado por el Ministerio Público como autor del delito de cohecho cometido por empleado público. Ilícito que habría perpetrado el sábado recién pasado, en el Centro de Cumplimiento  Penitenciario de la ciudad.

En la audiencia de formalización de la investigación (causa rol 38-2020), el magistrado Mario Reyes Trommer ordenó a Carabineros y la Policía de Investigaciones controlar el cumplimiento el arraigo comunal del imputado. Además, fijó en 90 días el plazo de investigación.

Según el ente persecutor, desde diciembre de 2019, el imputado Roberto Segura Segura, quien se desempeña como gendarme en el CCP de Coyhaique, mantuvo conversaciones con el interno Briones Aguirre, que derivaron en el acuerdo para ingresar teléfonos móviles al recinto penitenciario. De esta forma, aproximadamente a las 11 horas del sábado 11 de enero de 2020, Segura Segura llamó a un familiar y le pidió que le dejara en la guardia del penal una bolsa con tres teléfonos celulares con sus respectivos cargadores, los que fueron detectados por personal de seguridad del recinto. Confrontado, el imputado terminó admitiendo que los equipos móviles estaban destinados al interno Briones Aguirre, a cambio de la suma de $100.000 (cien mil pesos).