La Corte de Apelaciones de Coyhaique confirmó la sentencia que condenó a Rodrigo Eliseo Toledo Coliboro a la pena efectiva de 13 años de presidio, en calidad de autor del delito consumado de homicidio simple. Ilícito perpetrado en febrero del año pasado, en la comuna de Puerto Aysén.

En fallo unánime (causa rol 153-2019), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por el ministro Pedro Castro, el fiscal judicial Gerardo Rojas y el abogado (i) Luis Contreras– rechazó el recurso de nulidad presentado por la defensa en contra de la sentencia dictada por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Coyhaique.

“Que, la conclusión a la que arribaron los sentenciadores lo fue en orden a que adquirieron la convicción, más allá de toda duda razonable, de que realmente se cometió el hecho punible objeto de la acusación y que en él correspondió al acusado una participación culpable y penada por la ley, como expresamente lo mandata el artículo 340, del Código Procesal Penal, cuestión que el recurrente derechamente obvia”, sostiene el fallo.

La resolución agrega que: “(…) las máximas de experiencia, que no cita el recurrente, no han sido sobrepasadas ni infringidas por los sentenciadores. Los principios de la lógica, como se razonó, tampoco se han infraccionado, toda vez que a las deducciones que realizó el impugnador, pueden agregarse otras, de partida las que llevaron al Tribunal al establecimiento de los hechos, a la participación del imputado y al hecho de no acoger las peticiones de la defensa, sin que el Tribunal hubiere transgredido los conocimientos científicamente afianzados, los que tampoco se mencionan”.

Por tanto, concluye que: “SE DECLARA SIN LUGAR Y SE RECHAZA el recurso de nulidad deducido por la Defensoría Penal Pública, en contra de la sentencia dictada con fecha 30 de noviembre del 2019, en cuanto se condenó al acusado Rodrigo Eliseo Toledo Coliboro, a la pena de trece años de presidio mayor en su grado medio, con las accesorias correspondientes, por su responsabilidad en calidad de autor de un delito de homicidio simple, en grado de consumado, cometido el día tres de febrero del año 2019, en la comuna de Puerto Aysén, en la persona de Reinaldo Javier Coloane Marimán, sin beneficios de la Ley N° 18.216, debiendo cumplirla efectivamente a partir de la fecha que se indica en la sentencia, pronunciada por los Jueces de la Sala Única del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Coyhaique, la que, en consecuencia, no es nula, como tampoco el Juicio Oral en la que se dictó”.