Durante las horas de la noche del día sábado 21 de marzo de 2020, detectives de la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) Coyhaique, en virtud a una orden de detención verbal emanada por el Juzgado de Garantía de Coyhaique a solicitud del Ministerio Público, detuvieron a una imputada, de 24 años y sin antecedentes policiales, por los delitos de robo con intimidación y hurto perpetrados durante el día en dos locales comerciales de la capital regional.

Al respecto, el jefe de la Brigada Investigadora de Robos Coyhaique, subprefecto Eduardo Lagos, señaló que el Ministerio Público solicita a los detectives de la unidad especializada concurrir a un local comercial de la ciudad de Coyhaique por el delito de robo con intimidación, “constituidos en el sitio del suceso y al tomar contacto con la víctima se establece que una mujer mayor de edad ingresa al local comercial, sacando un cuchillo desde su cartera intimidando a la dependiente, sustrayendo $100.000 pesos desde la caja registradora y huyendo posteriormente en un taxi”.

Conforme a esto, detectives de la unidad especializada realizan diversas diligencias investigativas, “dentro de ellas hacer un reconocimiento fotográfico por parte de la afectada, logrando identificar a una persona  que reunía las características de la que había cometido el delito”, indicó el subprefecto Lagos. Gracias al trabajo de análisis criminal se identificó a esta persona, logrando obtener sus antecedentes y algunos datos que fueron vinculados con la Oficina de Análisis Criminal de la Prefectura Provincial Coyhaique, los que fueron entregados al Ministerio Público, quien gestionó una orden de detención con el Juzgado de Garantía por el delito de robo con intimidación.

“Cuando nos encontrábamos en este proceso, tomamos conocimiento de un hurto perpetrado en un local comercial del centro de la ciudad, donde una mujer sustrae desde el interior el teléfono celular del dependiente”, agregó el jefe de la unidad especializada, señalando que la víctima comienza a realizar un seguimiento a través de las redes sociales, “estableciendo que una mujer estaba ofreciendo su teléfono celular y al contrastarlo con el perfil logra establecer que correspondía a la misma persona que había ingresado al local y que le sustrajo el teléfono”.

Además, “se estableció que correspondía a la misma persona que había cometido el delito de robo con intimidación. Entre ambos delitos hay una diferencia de aproximadamente dos horas, por lo cual durante la noche en el sector alto de Coyhaique logramos ubicar en la vía pública a esta persona y detenerla, encontrándole en su poder el teléfono celular sustraído, no así el arma ni el dinero sustraído del robo con intimidación” finalizó el jefe de la BIRO.

La detenida fue puesta a disposición del Juzgado de Garantía durante la mañana del domingo 22 de marzo, donde luego de su control de detención, el Tribunal decretó la medida cautelar de prisión preventiva y un plazo de investigación de 90 días.