Los imputados fueron formalizados por los delitos de receptación, infringir  toque de queda y manejo en estado de ebriedad.

Diligencias desarrollas por personal de Carabineros de dotación de la Primera Comisaría de Coyhaique, culminaron con la detención de tres personas de 23, 20 y 17 años de edad, por los delitos de receptación de un automóvil, manejo en estado de ebriedad e incumplimiento del toque de queda la madrugada del miércoles 25 de marzo.

Los sujetos, entre ellos una menor de edad- en su huida habrían realizado una maniobra que pudo ser esquivada evitando ser atropellado, tras lo cual el personal debió hacer uso de su armamento de servicio, logrando la aprehensión de dichas personas en un sitio eriazo, siendo puestos a disposición de la justicia.

Los Hechos

Siendo aproximadamente las 02:45 horas de hoy, personal del Plan Cuadrante de Seguridad Preventiva, en virtud de un requerimiento de la Central de Comunicaciones (Cenco) acudió hasta un domicilio en el sector del cuadrante 3, tras una denuncia por hurto de un vehículo.

En momentos en que un dispositivo se aproximaba a la intersección de las calles Campos de Hielo con Francisco Bilbao, un joven se acercó al carro policial, indicando que momentos antes le habían sustraído desde su domicilio su automóvil marca Toyota modelo Yaris.

Tras lo anterior, Carabineros junto a la víctima efectuaron un recorrido por diferentes calles de la ciudad, logrando divisar a varias cuadras del lugar un vehículo con las mismas características de aquel que había sido sustraído.

“Se realizaron las primeras diligencias por parte del personal, ubicando este móvil en calle Tucapel Jiménez con Baquedano, ante lo cual Carabineros alertó a estas personas para que descendieran del móvil, situación a la que se negaron y se dieron a la fuga del lugar, procediendo el personal policial junto a los demás cuadrantes a realizar un seguimiento policial. Estos individuos no respetan la señal de tránsito por parte de Carabineros, no alcanzando a atropellar a uno de los funcionarios, donde Carabineros hizo uso de sus armas de fuego –no resultando personas lesionadas- y, posteriormente en un sitio eriazo, los sujetos detienen el móvil y se procede a su aprehensión”, expresó el Comisario de Coyhaique, Mayor César Leiva Martínez.

Peritajes y Avalúo

El Oficial añadió que el conductor fue detenido por manejo en estado de ebriedad, incumplimiento del toque de queda y por el delito de receptación, junto a otros dos acompañantes, entre los cuales se encuentra una menor de 17 años de edad.

“Después de ocurrido el toque de queda, este ha sido uno de los delitos más importantes que hemos tenido como Unidad”, expresó el Mayor Leiva.

Tras lo anterior, a requerimiento de la Fiscalía -el automóvil avaluado en la suma de 3 millones de pesos- fue sometido a peritajes por parte del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) con la finalidad de efectuar una fijación fotográfica sumado a la búsqueda de indicios y levantamiento de evidencias de interés para la investigación, antecedentes que fueron puestos en conocimiento del Ministerio Público, en tanto que los aprehendidos fueron puestos a disposición de la justicia, siendo derivados a la audiencia de control de detención por este hecho.

Audiencia

El Juzgado de Garantía de Coyhaique decretó la medida cautelar de prisión preventiva de Marcelo Sebastián Ruiz Millacura,  imputado por el Ministerio Público como autor de los delitos de receptación de vehículo, contravención a la regla que dicte la autoridad para conservar el orden público y manejo en estado de ebriedad. Ilícitos perpetrados en la madrugada del miércoles 25 de marzo, en la ciudad.

En la audiencia de formalización de la investigación presidida por el magistrado Mario Devaud Ojeda ordenó el ingreso de Ruiz Millacura  al Centro de Cumplimiento Penitenciario de la ciudad,  por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad. Además, fijo un plazo de 90 días de investigación.

Asimismo, el tribunal decretó el arraigo regional de los coimputados de la causa, Franco Bórquez Caro y la menor C.S.P.N.