El presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) de Coyhaique, Manuel Suazo, se refirió a la medida que han adoptados comunidades de bloquear el acceso a personas no residentes, con el objetivo de evitar la propagación del Covid- 19 en sus localidades. Esto, en referencia a los hechos registrados en Caleta Tortel y en Villa O’Higgins.

Ante esto, el timonel de la Cámara Regional señaló que “vemos con mucha preocupación este tipo acciones por parte de los vecinos, ya que están coartando el libre tránsito de los trabajadores del rubro de la construcción, quienes están teniendo problemas para llegar hasta sus lugares de trabajo, lo cual se traduce además en efectos negativos para la economía local, debido al impacto que generan estos cortes arbitrarios en los sectores productivos tras imposibilitar el transporte de productos y servicios”.

“Pese a ello, entendemos la inquietud de la comunidad de resguardarse de un eventual contagio de coronavirus, sin embargo, las cifras y medidas adoptadas evidencian lo contrario: siete contagiados hasta la fecha, implementación de barreras sanitarias y cumplimiento de distanciamiento social, lo cual refrendan estos números positivos que van de la mano para la realización de algunas actividades productivas”, añadió.

En ese marco, Suazo subrayó que “no son tiempos de caudillos y superhéroes, sino de seguir las directrices de la autoridad sanitaria, por lo tanto, es de suma importancia que las autoridades comunales entiendan que por una parte nuestro mandante, que es el Estado, nos pide seguir adelante con nuestra actividad porque ello genera empleo y dinamiza la economía en las localidades en donde desarrollamos las obras”.

En esa misma línea, el gremialista explicó que es la autoridad sanitaria y el Gobierno los llamados a establecer las medidas preventivas, por lo cual los ciudadanos deben acatar y cumplir las decisiones del nivel central, de manera de disuadir las voces disonantes que generan pánico y confusión en la comunidad.

Respecto a los protocolos sanitarios implementados en obras, el representante gremial sostuvo que “por cierto que la salud está primero que todo, y en relación a lo mismo, hemos depositado todos nuestros esfuerzos en ir más allá de lo que se nos exige, pero mientras las autoridades sanitarias permitan la continuidad de los proyectos, además de extremar las medidas de higiene pertinentes, debemos continuar con las obras para avanzar en la medida de lo posible”.

Finalmente, el presidente de la Cámara de la Construcción de Coyhaique argumentó sobre la idea de decretar cuarentena total para la región de Aysén. “Sé que muchos piensan en paralizar por completo la región, pero de momento la realidad local nos indica otra cosa, no hablo de relajarnos, pero sí de continuar con nuestros deberes pensando que el peak de la pandemia será a fines de abril y a principios de mayo, de acuerdo a la proyección realizada por el Ministerio de Salud”, concluyó.