*Así también, el parlamentario hizo un llamado a las autoridades regionales de Gobierno para que
golpeen la mesa ahora y no después. “No hay que hacer uso ni abuso de la suerte de la región”, expresó.

 

Este sábado el país fue sorprendido con una noticia importante respecto de todo el panorama que vivimos día a día en medio de esta pandemia por el nuevo coronavirus. Después de especulaciones se efectuó la renuncia del hasta entonces timonel de las estrategias para enfrentar este virus que tiene a más de 170 mil contagiados en el país y que ha cobrado la vida de más de 3 mil 300 personas; el exministro de Salud Jamine Mañalich, quien desistió del
importante cargo al cual parecía aferrarse a pesar de la lluvia de críticas que sin duda fueron gatillando su salida para dar pase al doctor Enrique Paris.

En este contexto, el parlamentario René Alinco Bustos recordó que para los ayseninos Mañalich no pasó desapercibido pues en más de una ocasión el exsecretario de Estado indicó que en su opinión, lugares como Aysén debían acatar la “nueva normalidad” que el gobierno
propuso, e incluso señaló que no entendía por qué en nuestra región las clases no se podían reanudar siendo que no había problemas de contagios, contradicción que llegó un par de semanas después cuando el número de personas con Covid-19 empezó a aumentar, siendo que hasta el día de hoy existen 26 casos, los que han sido confirmados por la seremi del ramo, Alejandra Valdebenito.

Alinco señaló que fue crítico de las estrategias implementadas por Mañalich, pero no solo eso, sino que más de una vez expresó que son las autoridades regionales de Gobierno, la señora intendenta Geoconda Navarrete y la seremi de Salud, quienes tienen que informar la realidad
sanitaria de Aysén hacia el nivel central, pues todos sabemos que Aysén a diferencia de otras regiones en el país solo cuenta con un hospital de alta complejidad, no tiene clínicas privadas y los pacientes graves en su mayoría son trasladados a otros nosocomios, algo que de desatarse
una explosión sanitaria por el nuevo coronavirus no podría efectuarse pues se ha informado que el sistema de salud en el país ha colapsado. En ese sentido, el diputado indicó que seguirá de cerca la implementación de estrategias que hará el nuevo ministro Enrique Paris sobre todo en la región de Aysén, donde no debemos esperar al límite para golpear la mesa a nivel central, expresó Alinco Bustos.

Respecto al nuevo ministro Enrique Paris, el diputado dijo, “espero que sea un hombre que escuche realmente las decisiones de las diferentes regiones porque Chile es muy diverso y no solamente se centralice en Santiago o las demás regiones de Chile”, sostuvo el parlamentario quien además agregó que espera que el cambio sea positivo y así las “autoridades regionales sean capaces de manifestarle –al ministro- la realidad de la región de Aysén y que realmente lo que se ha planteado –también por la comunidad organizada-, que las fronteras o cordones
sanitarios sean compuestas por gente profesional de la medicina, es una buena estrategia…”.

Para finalizar, el diputado Alinco envió un mensaje claro a las autoridades regionales, “espero de parte de la intendenta, seremi de Salud, del director del hospital, del director subrogante del Servicio de Salud, le manifiesten al señor Paris, nuevo ministro de Salud, que realmente se
preocupe y deje tomar determinaciones acá en la región de Aysén”, sostuvo el parlamentario quien expresó tajantemente que “no podemos hacer uso ni abuso de nuestra suerte como región, por eso espero que las autoridades regionales planteen la realidad sanitaria de Aysén al nuevo ministro de Salud y que éste deje hacer cosas”, cerró el diputado.