El alcalde de Cochrane espera que el nuevo Ministro de Salud recoja la solicitud de la región de Aysén y acceda a instalar un cordón sanitario que proteja de un contagio explosivo de Covid 19.

Patricio Ulloa, alcalde de Cochrane, confía en que la nueva autoridad sanitaria nacional, el recién asumido ministro de salud Enrique Paris, pueda finalmente recoger la solicitud de toda la región de Aysén, en torno a establecer un cordón sanitario de acceso a la región, atendiendo a las particularidades de esta zona aislada y con graves problemas de conexión y precaria infraestructura hospitalaria.

Ulloa señala que esta “sería una medida muy acertada para la región de Aysén, sobre todo en una época que es tan compleja para nosotros como es estas condiciones climáticas adversas  en los meses de junio y julio. Y hemos visto como el clima durante estos meses es muy adverso, con lluvia, nieve y congelamiento, lo que dificulta muchas veces  el traslado de personas enfermas”.

“Esta el  gran temor de que en la región podamos tener un aumento explosivo de los casos. De alguna manera eso podría ser inmanejable y podríamos tener una crisis sanitaria de proporciones en la región de Aysén. Y es lo que no queremos”; de allí, explica el edil, la insistencia de toda la comunidad para exigir este cordón sanitario para protegernos como región.

Patricio Ulloa, reconoce que a la fecha “en nuestra región ha existido testeo, ha habido trazabilidad y también el aislamiento de las personas. Eso es súper relevante e importante. Sin embargo aún hay medidas más estrictas que la autoridad puede tomar y que se requieren en la región de Aysén”.

En este sentido el alcalde cochranino coincide con lo señalado por la seremi de salud, Alejandra Valdebenito,  en su informe del día domingo recién pasado, donde habló de la escasa infraestructura hospitalaria y la grave contaminación atmosférica en la región,  dos elementos  a juicio de Ulloa “potentes para que finalmente quienes toman  las decisiones, es decir el ministro de salud, pueda finalmente acceder a  que en la región de Aysén podamos tener un cordón sanitario, sobre todo en los meses más críticos: junio y julio”.

Ulloa recuerda la resistencia que hubo en un principio para suspender las clases, medida que costó muchísimo pero que finalmente demostró ser muy acertada pues de lo contrario, señala el alcalde cochranino,  “podríamos tener 3 o 4 veces más casos que los más de 180 mil contagios que tenemos a nivel país”.

En tal sentido, Patricio Ulloa, es claro en señalar que seguirán insistiendo en esta medida más estricta que es la implementación de un cordón sanitario, “medida en la que todos en la región de Aysén estamos de acuerdo”.