*Parlamentario sugirió que las ollas comunes deben ser implementadas en todas las localidades de la región y estar a cargo de organizaciones territoriales.

Durante los últimos días el diputado René Alinco Bustos ha participado en diversas reuniones telemáticas con dirigentes de Coyhaique y otras comunas de la región en las que el tema principal fue la pandemia por Covid-19, las estrategias implementadas por la autoridad a nivel regional; así también los efectos sociales que han generado mayores índices de cesantía, situación que va en aumento y azota a cientos de familias en Aysén, algo que preocupa al parlamentario pues a su juicio, el Ejecutivo no está generando políticas para responder a las necesidades reales, como la generación de trabajo.

En esa línea y tras recoger diferentes opiniones de dirigentes que legitimaron las reuniones vía la aplicación Zoom, el parlamentario envió una carta a la primera autoridad regional, al presidente del Consejo Regional y Consejeros con alcance a alcaldes, concejales y seremis para sugerir el financiamiento de Comedores Solidarios para Niños y Adultos Mayores de la región de Aysén, quienes día a día ven los efectos de la pandemia en sus hogares ante los menores ingresos económicos que presentan.

En el documento ingresado por el diputado este martes 23 de junio, se destaca que “el fantasma de la cesantía ya es una realidad en la Patagonia y junto con ello la terrible
necesidad, angustia y sufrimiento de no tener qué comer, es por eso que en reuniones y conversaciones con diferentes sectores de la región, he recibido muchas sugerencias para el drama social, que ya se está haciendo notorio y dentro de este drama, los más afectados son los niños y los adultos mayores, por lo tanto, haciendo eco de los hombres y mujeres con los que me he contactado, propongo que el Consejo Regional, del cual ustedes son parte, realicen modificaciones presupuestarias para poder financiar COMEDORES SOLIDARIOS”.

“Estamos empezando el invierno y las fuentes de trabajo disminuyen mucho más ahora con esta pandemia, que sin lugar a dudas va a generar un conflicto social durísimo para el mundo, Chile y por supuesto para los ayseninos, por lo tanto, la gente no tiene ingresos para alimentarse. Los sectores más vulnerables son los niños y adultos mayores”, expresó el parlamentario, agregando que “en conversación con dirigentes de diferentes partes de la región, ha surgido la idea de solicitar a la señora intendenta y al Consejo Regional, que las actividades masivas que no se pueden realizar y son financiadas con fondos de cultura, deporte, se puedan ocupar para financiar ollas comunes, comedores solidarios, porque tenemos que asegurar la comida para nuestros niños y adultos mayores”.

De igual manera, René Alinco Bustos remarcó que “aquí se requiere voluntad política, no hay que pedirle permiso al presidente, ni al ministro de Hacienda, ni del Interior, esto es de resorte netamente regional, depende de la señora intendenta, presidente del CORE y de los consejeros regionales”.

El parlamentario finalmente justificó esta propuesta señalando que el financiamiento puede surgir del 6% del FNDR destinado para iniciativas de deporte, cultura, social y medio ambiente, considerando que durante este periodo de crisis sanitaria por Covid-19 no se podrán ejecutar algunos proyectos de carácter masivo en dichas áreas. Así también, indicó que estas ollas comunes deberían estar a cargo de organizaciones territoriales, pues son estas las que saben la dura realidad que están atravesando cientos de familias de Aysén, las que no han sido visibilizadas por el sistema.