Informamos que, a partir de hoy los médicos y odontólogos de la Atención Primaria de Salud (APS) de la Región de Aysén nos declaramos en ESTADO DE ALERTA, debido al incumplimiento de los acuerdos por parte del Servicio de Salud Aysén (SSA) y el Ministerio de Salud (MINSAL). De manera reiterada, ha quedado en evidencia la falta de transparencia en su labor y poco compromiso con resolver la problemática que se planteó desde el año 2019. Como profesionales de la APS nos sentimos profundamente denostados y perjudicados por la forma en que se efectuaron y continúan desarrollándose las proyecciones, gestión y administración de los recursos, que ha significado un perjucio directo para la atención primaria y las zonas aisladas de nuestra región.

Desde el mes de febrero del año en curso, nuestros dirigentes han participado en la mesa de trabajo comprometida entre el SSA y el MINSAL, intentando generar una distribución equitativa y acorde de las asignaciones de estímulo, que permitan el debido reconocimiento de las dificultades en las condiciones de trabajo propias de la región. Sin embargo, estos esfuerzos han sido infructuosos. El MINSAL ya no ha participado directamente de la mesa de trabajo y el SSA ha persistido en la dilatación del conflicto, sin entregar una solución concreta a este. Cabe señalar que se realizó la solicitud formal, a través del portal de transparencia, de la información de la distribución de recursos que se realiza en el servicio, lo cual a la fecha tampoco ha sido respondido. Hasta el momento, la única conclusión que se obtiene, es que este año se han disminuido los estímulos a los Médicos y Odontólogos que nos desempeñamos en la APS, desconociendo una vez más la vital importancia que este sector tiene en la salud de la población. Esta relevancia ha sido ampliamente promovida y reconocida por las máximas autoridades del país, recalcándose que posiblemente, la única oportunidad de contener la pandemia por COVID-19 que nos azota actualmente, se encuentra en la primera línea de evaluación de pacientes, es decir, la atención primaria de salud.

Queremos señalar que nuestras solicitudes, no persiguen un aumento de las remuneraciones de los médicos y odontólogos, sino simplemente, mantener las condiciones laborales del año 2019, para todos los profesionales actualmente movilizados.

Visualizamos con ilusión, como en todo el país se le está dando un impulso sostenido a la APS. No obstante, en nuestra región, se mantiene la visión de relegar al nivel de atención que está más cerca de las personas y que atiende al 80% de la población, a una segunda categoría.

Esperamos que el SSA, tenga una respuesta y/o plan de trabajo concreto y tangible durante la próxima semana, con el fin de evitar una escalada de este conflicto gremial, que se ha dilatado en los últimos 5 meses de manera absolutamente innecesaria.

Finalmente decirles a nuestros pacientes y asegurarles a estos, que nuestro compromiso con la comunidad de la región de Aysén es inquebrantable, sobretodo en tiempos de pandemia.