Muchos de los programas de emergencia, bonos y apoyos del gobierno, son financiados con los recursos que inyecta la minería, de ahí la importancia del compromiso de la industria con todos los chilenos.

En medio de las medidas que están implementando las autoridades y las empresas para prevenir el contagio por Covid-19 en Chile, destacan los diversos aportes que ha realizado el sector minero para mitigar la emergencia sanitaria.

Es así como en medio de esta crisis, el cobre se visualiza como un elemento clave en tres ámbitos de la pandemia: la reactivación económica, el financiamiento de los programas sociales y el combate al coronavirus.

Desde el punto de vista económico, mantener los niveles de producción con todas las medidas sanitarias para proteger a los trabajadores; en segundo lugar, respecto a los programas de Gobierno, la industria financia aproximadamente un 25% del gasto social, producto de la recaudación de los impuestos de las empresas privadas y la cotización al alza del metal rojo, permite sumar recursos rápidos para cubrir las necesidades de los sectores más vulnerables. Y un tercer punto desde el ámbito sanitario, en Chile el cobre ha sido utilizado en espacios públicos para prevenir la propagación de virus, bacterias e infecciones, tras la llegada del Coronavirus, muchas empresas han impulsado productos con cobre para ayudar a la prevención de la enfermedad, e incluso se contempla la fabricación de billetes con nanopartículas de cobre.

Al respecto el Seremi de Minería de la región de Aysén, Julio Zúñiga, recalcó “desde el sector se están haciendo esfuerzos importantes para mantener la  continuidad productiva bajo  estrictas medidas sanitarios que buscan proteger la salud  de los trabajadores, en Aysén somos la única región que no presenta contagios en faena y eso no es fortuito, casi la totalidad de los trabajadores son de la región, a ello se suman los protocolos aplicados y las medidas de fiscalización que estamos enfatizando, a petición del Presidente y del Ministro, para quienes la salud de los trabajadores es una prioridad”.

En relación a las proyecciones económicas finalizó señalando, que se visualiza el cobre como un aliado económico para apoyar la reactivación económica mediante una serie de iniciativas innovadoras que se están explorando.