A una semana del resultado positivo de PCR por Covid-19 del paramédico del CDP de Puerto Aysén, que activó los protocolos establecidos por Gendarmería, el seremi de Justicia y DD.HH Luis Prieto reiteró el llamado a seguir siendo estrictos con las medidas preventivas que se han adoptado en todas las unidades penales de la región, dado la fase 4 en la que nos encontramos actualmente a nivel regional.

En este sentido, y haciendo un balance de lo sucedido la semana recién pasada, la autoridad regional indicó que “tanto el paramédico como el médico del CDP Puerto Aysén que dieron positivo tras la aplicación de los test PCR se encuentran en buena condición de salud, realizando cuarentena en residencia sanitaria y domiciliaria respectivamente”.

Recordar que la tarde del pasado martes 23 de junio, la autoridad sanitaria regional proporcionó la información del caso 29, realizándose inmediatamente las primeras coordinaciones y determinaciones, al respecto el Seremi Prieto señaló que “en razón de las labores que había realizado el funcionario se determinó la toma de PCR para toda la población penal del recinto, como así también para los funcionarios, situación que anunciamos junto a la seremi de Salud Alejandra Valdebenito en el punto de prensa del día miércoles”.

Dicho proceso de toma de muestras comenzó el día viernes 26 de junio, continuando al día siguiente “afortunadamente los internos y funcionarios del recinto penal arrojaron resultado negativo, lo que permitió seguir transmitiendo tranquilidad a la población penal y sus familiares, en dicho sentido agradecer y valorar el trabajo de los equipos de salud que tomaron las muestras en el CDP, como así también la celeridad en el análisis de dichas muestras por los equipos que se desempeñan en laboratorio”, indicó el seremi de Justicia y DD.HH de Aysén.

Cabe mencionar que Gendarmería de Chile ante la emergencia sanitaria por el brote de COVID-19, se encuentra ejecutando un plan de contingencia institucional para resguardar la salud de las personas privadas de libertad, sus familiares y los funcionarios/as, donde se encuentran medidas tales como: la suspensión de visitas a los establecimientos penitenciarios para disminuir el flujo de personas que ingresan, la existencia de un protocolo de aislamiento en cada recinto penitenciario para caso sospechoso de contagio o ante una eventual confirmación, traslado al hospital si es que fuera necesario, un plan de atención a los adultos mayores, la existencia de insumos sanitarios como mascarillas, guantes, dispensadores de jabón, termómetros infrarrojos y alcohol gel (uso responsable) en todas las unidades penales, una permanente sanitización de los espacios de los recintos penitenciarios y carros de traslados, la suspensión de traslados interpenales a menos que sean de estricta necesidad de seguridad, implementación de audiencias y visitas por sistema videoconferencias, y la continuidad de recibir encomiendas con un estricto proceso de desinfección.

Finalmente el Seremi reiteró el llamado de tranquilidad a los familiares de la población penal, señalando que se están adoptando todas las medidas necesarias, con el objetivo de poder minimizar al máximo el riesgo y evitar que el COVID-19 ingrese a nuestros recintos penales, pero a siendo conscientes igualmente que estamos en fase 4 y que es necesario cuidarnos todos.