Molesto reaccionó el recién asumido Alcalde de la comuna de Guaitecas, Marcos Silva, luego de recibir un documento firmado por la Intendenta Geoconda Navarrete, en el que se solicita a la Ilustre Municipalidad de la zona, devolver más de 350 millones de pesos, correspondientes a una deuda generada por la polémica planta eléctrica de Melinka.

A juicio del edil, esta es una clara muestra de persecución política, “un oficio que llegó prácticamente en marzo y que el Alcalde suplente en su minuto no dio respuesta, sin embargo, lo que hace presente este oficio por parte del Gobierno Regional y que firma la Intendenta, a mi juicio no es más que una persecución política y que de alguna manera ella deja entre ver. Y siento además como que si fuera una amenaza, de que este Municipio tenga que devolver poco más de 350 millones de pesos, que básicamente vienen de una situación puntual desde el año 2016”.

El Alcalde Marcos Silva, cree firmemente que el requerimiento de la máxima autoridad regional es una amenaza, ya que, esto debió haberlo hecho mientras la Municipalidad de Guaitecas estaba al mando de Alcaldes de Derecha.

“Porque digo que esto es prácticamente una amenaza, ¿por qué la señora Intendenta no cobró o no pidió el reintegro de estos fondos en su minuto?, porque claramente quien estaba en la administración municipal era un Alcalde de su Gobierno, el Alcalde suplente era del mismo lado. Por lo tanto, hoy en día como es el Alcalde Marcos Silva y evidentemente no es de su tendencia política, no hace más ni menos que prácticamente amenazar a través de un oficio que se haga el reintegro de esta plata, que corresponde al tema de generación de energía eléctrica de Melinka”.

“La Intendenta debe responder su quiere dejar a la comunidad sin luz”

Marcos Silva, fue claro en señalar que si la representante del Presidente Piñera, quiere dejar a la comuna sin energía eléctrica, debe hacerse responsable de aquello.

“Quiero dejar claro que si la Intendenta pretende con esto dejar a la comuna sin el suministro de energía eléctrica, yo no tengo ningún problema, pero es ella la que tiene hoy día que responderle a la comunidad de Guaitecas al momento de pretender dejar a la ciudadanía sin luz. Por eso, yo manifiesto y mantengo que no es más que una persecución frente a mi persona, porque esto no es más que un arrastre de deuda de malversación de fondos que se manejaron en el 2016 y que incluso con estas platas, se celebraban fiestas en aquella oportunidad. Entonces, quiero dejar claro y ser enfático hoy día de que esta es la situación que plantea a través de su oficio la señora Intendenta”.

El alcalde de la comuna de Guaitecas, Marcos Silva, afirma que es tanta la ceguera política de que quien representa al Gobierno en la región de Aysén, que hace poco se rechazó un suplemento de recursos para el diseño del liceo de Melinka, pero a la vez, se pretende cobrar una deuda que no corresponde a su administración.

“Nosotros vamos a responder al oficio firmado por la Intendenta, pero no cabe duda de que esto no es más ni menos que una persecución.

Así mismo, le planteamos en su minuto un proyecto de diseño con el que hoy en día cuenta el liceo donde se aprobaron 150 millones de pesos, pero el diseño hoy cuesta 192 millones de pesos. Le solicitamos los 42 millones de pesos al Gobierno Regional a través de una videoconferencia con la Intendenta, sin embargo, a las pocas semanas responden que hoy no cuentan con recursos en la región, para poder suplementar estos millones de pesos que hoy vienen en poder tener un diseño para el liceo. Así es que, es evidente que no quieren de alguna manera generar este desarrollo para la comuna, porque claro, el Alcalde no es de su tendencia, pero sin embargo, cuando emiten discursos de que vamos a generar el apoyo y respaldo necesario para este Municipio, en la práctica no es así”.

Finalmente el Alcalde Marcos Silva, insistió en que no se le puede exigir al Municipio en estos momentos que devuelva más de 350 millones de pesos, algo que no se exigió cuando la casa edilicia de Guaitecas estuvo liderada por ex autoridades de Derecha, algunas de ellas que habrían sido participes y otras callaron mientras al interior de este pequeño Municipio se cometían delitos tan graves como malversación de caudales públicos y fraude al fisco en carácter de reiterado. Hechos que significaron la perdida de cientos de millones de pesos en actos fraudulentos, recursos que hoy podrían estar siendo invertidos en apoyar a la ciudadanía, por ejemplo, a enfrentar la contingencia sanitaria.