La iniciativa de su autoría, junto a los diputados Mulet, Sepúlveda y Velásquez, logró ser refundida y aprobada en la Sala de la Cámara de Diputados por 95 votos a favor, 25 en contra y 31 abstenciones.

El miércoles 8 de julio pasará a la historia pues en la Cámara de Diputadas y Diputados se logró aprobar un proyecto directamente relacionado con el permiso de retiro de fondos desde las AFP. Se trata del proyecto de reforma constitucional que permitiría a trabajadores poder disponer del 10% de sus ahorros previsionales para en parte paliar los efectos negativos como baja de suelos, cesantía, entre otros, que azotan a miles de familias del país quienes no han encontrado respuesta en los bonos y aportes entregados por el Estado en medio de esta crisis ya no solo sanitaria.

El proyecto original de reforma constitucional presentado por la Bancada Regionalista, la cual integra el parlamentario aysenino René Alinco Bustos, debió ser refundido con otras iniciativas en la Comisión Constitución manteniendo el fondo del retiro propuesto por dicha iniciativa, donde el presidente de dicha Comisión determinó dar urgencia al total despacho del proyecto el día lunes de esta semana, pasando a sala el día miércoles donde se empezó a discutir desde las 10 de la mañana hasta pasadas las 8 de la noche, donde además se contó con las intervenciones de los ministros de Hacienda y el Secretario General de Gobierno, quienes en todo momento refutaron la idea señalando que significa “pan para hoy y hambre para mañana”, sin tomar en cuenta las disposiciones que señala el proyecto, donde se establece que los trabajadores no se verán perjudicados con el retiro de fondos debido al Fondo Colectivo Solidario que se busca implementar con dicho fin.

El diputado René Alinco, quien decidió estar de forma presencial en Valparaíso, primero en la discusión del proyecto en la comisión Constitución y posteriormente en Sala para defender la iniciativa que patrocina, en su intervención señaló de forma anticipada a la votación, «La abstención no sirve para aprobar este proyecto, la abstención significa votar en contra de los que hacen patria, hacen país, o sea los trabajadores chilenos».

Luego de haber sido aprobado el proyecto por 95 votos a favor, 25 en contra y 31 abstenciones, el parlamentario, uno de los autores del proyecto refundido, sostuvo, “primero un saludo a todos los trabajadores de mi región, un saludo a todos los trabajadores de Chile. Este es un triunfo que se materializó en la Cámara de Diputados pero es un triunfo de todos los trabajadores chilenos y chilenas desde Arica a Punta Arenas. Este es el primer paso para decidir qué hacer con su propio patrimonio, es un primer paso donde se inicia el fin sin lugar a dudas, el fin de las AFP en nuestro país, las cuales se han enriquecido a costas de nuestro esfuerzo y sudor… este es el primer paso para terminar con ese gran negocio de los dueños del poder político y del poder económico en nuestro querido Chile. Hay que estar atentos porque el capital ideará nuevas formas y discursos y promesas para dividir a los trabajadores… atentos porque la lucha recién empieza para terminar con las AFP… ¡Vivan los trabajadores de Aysén!”, remarcó el diputado René Alinco Bustos.

Respecto de cómo quedó refundido este proyecto, se señala que el máximo a retirar será de UF 150 ($4.303.350), el mínimo a retirar será hasta UF 35 ($1.004.000).

Si el cotizante tiene un ahorro previsional inferior a UF 35, podrá retirar hasta el total de dicho ahorro.

El pago se efectuaría de la siguiente forma: a) el 50% del retiro deberá ser pagado por la AFP en el plazo de 10 días contados desde la solicitud del cotizante, y b) el 50% restante se pagará en el plazo de 30 días contados desde la fecha del primer giro.

Dicho retiro no tendrá como requisito el encontrarse declarado alguno de los Estados de Excepción Constitucional.

Para compensar las eventuales disminuciones en el cálculo de las pensiones como consecuencia de dicho retiro, la Comisión dispuso crear el Fondo Colectivo Solidario de Pensiones que será financiado por el Estado y los empleadores. Para este efecto se le otorgó un plazo de un año al Presidente de la República para enviar al Congreso dicho proyecto de ley, por lo que No habría reembolso con cargo al trabajador.

En tanto, al haber tenido observaciones durante el extenso debate, el proyecto deberá volver a la Comisión Constitución, luego se someterá a votación particular para luego pasar al Senado donde se espera celeridad en el camino legislativo.

Finalmente, cabe señalar que este gran paso dado en la Cámara Baja también reflejó el descontento de la población con el sistema previsional, donde además se expuso en más de una ocasión el no olvidar como tema de fondo que se debe empezar a mirar hacia otras alternativas para lograr que la jubilación de los trabajadores sea con pensiones dignas.