El concejal enfatizó que el municipio de Coyhaique debe cumplir un rol más activo en materia preventiva y velar desde sus atribuciones por la salud de la comunidad.

Tras el anuncio de cordón sanitario para Aysén y fortaleciendo medidas que se pueden implementar a través del municipio, el concejal de Coyhaique, Ricardo Cantín solicitó a sus pares y al alcalde, Alejandro Huala la elaboración de una ordenanza que permita fiscalizar el cumplimiento del distanciamiento físico que ha recomendado la autoridad sanitaria como medida preventiva frente al Coronavirus y la creación de una mesa COVID-19 comunal que permita integrar a los dirigentes sociales, vecinales, gremios del rubro gastronómico, comercial y turístico con el objetivo de enfrentar de manera más coordinada e integrada la situación sanitaria en la comuna.

Sobre la iniciativa de distanciamiento físico que tiene por objetivo complementar la ordenanza antes generada para el uso obligatorio de mascarillas en espacios públicos, desde la concejalía regionalista y ciudadana, Ricardo Cantín detalló que “en el Concejo Municipal de este miércoles recién pasado y por tercera oportunidad, he solicitado al alcalde la posibilidad de generar una ordenanza de distanciamiento físico para implementar en Coyhaique.

Sobre todo, luego del anuncio de que la región se irá implementando un desconfinamiento parcialmente y para evitar aglomeraciones de gente en locales grandes como supermercados, homecenter, multi tiendas, farmacias, etc.

Que vaya en beneficio de la salud de la comunidad, que las fiscalizaciones sean reales y efectivas, cursándose los partes a los encargados de cada local para que se haga exigible esta ordenanza de distanciamiento físico que necesitaremos más que nunca”.

En paralelo, el concejal también solicitó en la sesión del cuerpo colegiado municipal, la creación de una mesa multisectorial que permita ir trabajando en la implementación de las actuales y futuras medidas sanitarias de manera conjunta con los diversos actores sociales de la comuna.

Al respecto, Ricardo Cantín explicó que “respaldando una carta que nos han hecho llegar dirigentes sociales, también he solicitado la formación de una mesa de COVID-19 comunal, porque ya que en la mesa COVID regional no han podido concurrir los concejales, los Municipios participan a través de la Asociación Regional de Municipios (AREMU) y también se pueda hacer partícipes a los dirigentes vecinales y actores sociales, podamos generar esta instancia para así ir apoyando las medidas que va tomando la autoridad sanitaria e ir exigiendo que se realicen las fiscalizaciones de este cordón sanitario que se implementará en la región y a su vez, enfocar de mejor forma las ayudas que vengan en el futuro para la comunidad”.

“Ojalá el alcalde se ponga las pilas al respecto, se escuche a la comunidad a través de la creación de esta mesa y pronto podamos contar con una ordenanza que nos permita mantener en el distanciamiento físico”, concluyó el edil.