Con la presentación a las autoridades regionales del Agro y a representantes de la comunidad, la Municipalidad de Chile Chico a través de su área de Medio Ambiente y la Escuela Básica local, dieron el vamos al proyecto denominado “granja educativa”, el cual se sitúa en un predio municipal, en el sector Chacras de “la ciudad del sol”.

Los principales objetivos de esta iniciativa son, generar una experiencia educativa, comunitaria, innovadora y productiva con enfoque agroecológico y soberanía alimentaria. Además, conocer e innovar con diversas técnicas de cultivo, tanto al aire libre como bajo plástico.

Con esto igualmente se busca, entregar espacios para la reflexión, investigación e innovación agraria.

El alcalde Ricardo Ibarra, señaló que este es un importante desafío, pero que pone en valor el producto local, cultivado con las manos de nuestra gente.

“Decir que este es un desafío enorme, hoy partimos después de más de un año y medio de trabajo que significó llegar a esto y en el camino hay mucha gente a la que queremos agradecer. Pero hoy día partimos con la esperanza, con el sueño de que los niños que van a pasar por esta granja educativa, van a aprender cómo se cultiva, como se hacen los alimentos, porque estos no están en las estanterías de los supermercados, sino que, están las manos de un campesino o una campesina que cultiva, que trabaja la tierra y el fruto de ese trabajo finalmente llega a las mesas de nuestros hogares. Ese es el concepto de la soberanía alimentaria, de decir que podemos cultivar la tierra y los mejores alimentos son el resultado de nuestros agricultores chilenos”.

Una de las profesionales que asesora y lleva adelante el proyecto es Luzmenia Mansilla del Prodesal Chile Chico, por ello, explicó algunos detalles de la iniciativa municipal.

“La granja educativa municipal va a constar de una serie de innovaciones, tanto en cultivos bajo plásticos como al aire libre, pero también está inserta la iniciativa de poder realizar una conservera municipal, en la que podamos aprovechar el descarte de nuestros empresarios locales, específicamente con el apoyo de las empresas cereceras ubicadas en la comuna. Esto pretende también, generar mano de obra y generar también una alimentación sana y con identidad local para ser otorgada a través de Junaeb, a nuestros niños y niñas de la comuna”.

El seremi de Agricultura, Felipe Henríquez, estuvo en la presentación e inicio del proyecto “granja educativa” y felicitó la apuesta de la Municipalidad de Chile Chico.

“Muy agradecido por la invitación que nos hace la Municipalidad de Chile Chico, para poder conocer esta iniciativa que es multidisciplinaria y que integra al sector educación con el sector productivo silvoagropecuario con distintas especialidades y departamento del Municipio de Chile Chico. Creo que va por la línea correcta de poder generar herramientas a los estudiantes, también poder enseñar haciendo, poder generar aprendizajes que cultiven valores humanos, que permitan apuntar hacia la seguridad alimentaria y permitan que el Municipio siga estrechando los lazos con nuestro ministerio”.

Como “un gran proyecto”, calificó la iniciativa municipal, el Seremi de Educación, Sergio Becerra. “Un gran proyecto que está haciendo la Municipalidad de Chile Chico, en conjunto con la escuela básica local y la verdad es que quedamos muy asombrados, porque es un proyecto integrador, porque no solo permite que los estudiantes adquieran aprendizajes, sino que también integra a las comunidades locales e indígenas. También se realiza un uso del entorno productivo, porque permite hacer uso de esta zona y estos suelos que son tan fértiles, por lo tanto, nosotros nos vamos muy contentos, porque es un proyecto macizo y contundente”.

Quien juega un rol importante en la coordinación este proyecto y la participación de los niños es la directora de la escuela básica de Chile Chico, Carolina Lazo. “Contentos porque en realidad vamos a hacer un sueño posible, en tiempos de pandemia los que trabajamos en educación tenemos la obligación de generar espacios educativos e innovadores, donde nuestros estudiantes tengan la posibilidad de aprender jugando, aprender haciendo. Y aquí es importante destacar la visión pedagógica que tiene nuestro sostenedor, lo que ha permitido que hoy concretemos este tremendo sueño”.

El proyecto de “granja educativa”, considera además, diversificar técnicas agroecológicas sostenibles, tales como permacultura y bioconstrucción. Igualmente, busca potenciar el rescate de técnicas de cultivo y saberes ancestrales.

Esta una iniciativa de la Municipalidad donde se pretende hacer partícipes a los niños de Chile Chico y también del interior de la comuna.