La Seremi de Energía de Aysén y la Dirección Regional de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), entregaron esta jornada una serie de recomendaciones para que la comunidad pueda comprar, transportar y almacenar de forma segura parafina en sus hogares, en el marco de la temporada invernal, donde aumenta el consumo de este energético en la región.

Las autoridades indicaron que, para adquirir parafina, hay que utilizar bidones o envases que sean aptos para este energético, los que deben poseer medidas de seguridad como un diseño que evite salpicaduras y una tapa que entregue un cierre seguro. En forma previa al llenado, se debe verificar que el bidón se encuentra en buen estado, limpio y libre de materiales o residuos adheridos, tanto en su interior como en el exterior.

Si se necesita comprar 20 o más litros de kerosene, el bidón debe ser de color azul y contar con certificación, es decir, con su respectivo SELLO SEC. Por último, es clave recordar que está prohibida la utilización de contenedores de vidro, botellas desechables o de materiales frágiles para adquirir, transportar o almacenar el combustible.

En cuanto a la venta al público del kerosene, y en el marco de la pandemia de covid-19, la SEC instruyó que el personal de las estaciones de servicio debe usar mascarilla y gafas de protección, mientras que a los clientes se les debe exigir el uso de mascarillas. El recinto debe contar con alcohol gel y graficar el distanciamiento social con el respectivo diseño de separación en el piso. Tras la venta de la parafina, se deberá desinfectar el equipo de pago para tarjetas de crédito o débito al igual que el bidón que se lleve el cliente.

El seremi de Energía de Aysén, Juan Luis Amenábar, señaló que “como sociedad todos debemos tomar las medidas necesarias para evitar la propagación del Covid-19. Por lo
mismo, desde el sector Energía, estamos dedicados a educar a la comunidad en estos temas que muchas veces se desconocen. Recordamos a los habitantes de la región de Aysén tomar precauciones y, por ejemplo, apagar las estufas al momento de salir del hogar o de ir a dormir, o no secar la ropa mojada cerca de las estufas”.

Por su parte, Hugo Ardiles, Director Regional de SEC Aysén, indicó que “estas recomendaciones le permitirán a la comunidad usar de forma segura la parafina, especialmente en el invierno, donde aumenta su consumo, sumado a las disposiciones sanitarias que implican estar más tiempo en nuestros hogares, para prevenir la propagación del Covid-19. Si se requiere cargar parafina en una estufa, debe realizarse de forma lenta en el exterior de la vivienda para evitar salpicaduras, además su encendido y apagado también debe ejecutarse fuera del hogar, y por ningún motivo, se debe rellenar el estanque mientras esté en funcionamiento la estufa”.

Durante 2019 se vendieron en el país más de 134 millones de litros de parafina, de los cuales, un 80% se consumió entre los meses de mayo y agosto, principalmente en otoño e invierno. Según cifras de la SEC, proporcionadas por las empresas de combustibles, en la región de Aysén el año pasado se vendieron 3.393 m3 de parafina, de los cuales un 55% se adquirió en el período invernal.

Por último, ante situaciones de potencial riesgo o dudas sobre la calidad de la parafina existente en el comercio, la comunidad puede reportarlo en www.sec.cl, incluso desde
celulares, o a través del FONO SEC (600 6000 732).