En una votación histórica y luego de más de dos semanas de proceso legislativo, en su tercer trámite en la Cámara de Diputadas y Diputados -donde se originó la iniciativa-, fue aprobado con gran mayoría de 116 votos a favor, 28 en contra y 5 abstenciones, el retiro del 10% de los fondos previsionales de las AFP, proyecto que tiene como autores a los diputados integrantes de la Bancada Regionalista, René Alinco, Alejandra Sepúlveda, Jaime Mulet y Esteban Velásquez y que con esta última sesión en Sala fue despachado a Ley a la espera de que el Presidente de la República, Sebastián Piñera, informe de su promulgación.

En su calidad de autor del proyecto, el diputado René Alinco se mostró muy orgulloso y contento de haber presentado junto a sus colegas una iniciativa tan humana y social que nació con el objetivo de apoyar a aquellos trabajadores del país quienes se han visto tremendamente afectados por la pandemia Coronavirus, y que por falencias del sistema, no pueden acceder a los diferentes apoyos del Estado. Carrera legislativa que recordemos, incluyó hasta amenazas en contra de su par Mulet. En ese sentido el congresista se dirigió a los trabajadores de Aysén señalando “Se aprobó en la Cámara de Diputados nuestro proyecto, tú proyecto, nuestra propia plata, producto de tú trabajo…se ganó por amplia mayoría, por lo tanto, ahora lo que queda es que el Gobierno lo haga ley al más breve plazo”, expresó Alinco Bustos.

En esa misma línea, el diputado se refirió a la posible intención del Presidente Piñera de vetar el proyecto o realizar una presentación en el Tribunal Constitucional con el fin de no promulgar esta iniciativa que tanto apoyo ha obtenido de –según las encuestadoras- más del 80% de las chilenas y chilenos.

“Hay algunas amenazas y la ultraderecha y algunos ministros también han acusado con un veto presidencial…yo le pido al Presidente Piñera que no materialice ese veto, sería un error estratégico, político y social…sería terrible para los trabajadores”, expresó tajantemente el parlamentario Alinco, señalando igualmente que llevar el proyecto al Tribunal Constitucional, también sería un grave error, “este es un proyecto que nació en el pueblo, por y para el pueblo, y por lo tanto señor Presidente le pido como un representante de la gente de Aysén, que no materialice ese veto, los trabajadores están contentos, tienen esperanzas de que este sea un gran apoyo para la situación difícil que nuestro pueblo está viviendo. Hoy los trabajadores de izquierda y de derecha están apoyando este proyecto, por lo tanto, lo único que queda por hacer señor Presidente es escuchar al pueblo”, afirmó uno de los autores del retiro del 10% de las AFP.

Y es que es así, el Presidente Sebastián Piñera tiene un plazo de 30 días para tomar una decisión, aunque el sentido de urgencia de este proyecto ha quedado más que claro.

¿Cómo queda el proyecto para ser promulgado?

Si bien el proyecto nació con la presentación de la Bancada Regionalista en abril de este año, el camino legislativo lo llevó a refundirse con otros dos proyectos de similar fondo en la Comisión Constitución de la Cámara Baja donde se presentaron indicaciones para luego pasar a la Comisión símil en el Senado desde donde también salió con más indicaciones antes de volver a la Cámara de origen. En ese sentido el proyecto que fue despachado a ley, quedó de esta forma: La idea central de la reforma propone que, excepcionalmente, se autorice a los afiliados del sistema privado de pensiones, de forma voluntaria y por única vez, a retirar hasta el 10% de los ahorros previsionales acumulados en su cuenta de AFP. El monto mínimo a retirar será de 35 UF (1 millón de pesos) y el monto máximo será equivalente a 150 UF (4,3 millones de pesos aproximadamente). Si el 10% corresponde a un monto menor a las 35 UF, los afiliados podrán retirar hasta dicho monto y, en el caso de que el monto total acumulado sea menor a las 35 UF, se podrá retirar la totalidad de los fondos.

El universo de personas son los afiliados del sistema privado de pensiones, incluidas aquellas personas que sean beneficiarias de una pensión de vejez, de invalidez o sobrevivencia.

En cuanto al retiro, este se permitirá en dos cuotas, la primera entrega será del 50% en un plazo máximo de 10 días hábiles, luego de presentada la solicitud ante la AFP correspondiente, la segunda entrega será del 50% restante en un plazo máximo de 30 días hábiles a contar del desembolso anterior.

En cuanto al retiro excepcional de los fondos, podrá realizarse en un plazo de 365 días desde publicada la ley, independiente de la vigencia del estado de excepción constitucional de catástrofe. Asimismo, se aprobó que los afiliados puedan solicitar su 10% mediante una plataforma con soporte digital, telefónico y presencial, dispuesto por las AFP. Los fondos se transferirán automáticamente a la Cuenta 2 de la AFP o a una cuenta bancaria del afiliado, sin costo alguno para él. El pago será de hasta dos cuotas de máximo 75 UF cada una. El pago será íntegro.

Las AFP deberán enviar a la Superintendencia de Pensiones todos los antecedentes del cumplimiento de las medidas y al Banco Central, cuando corresponda. La fiscalización y
sanción de las obligaciones de las AFP le corresponderá a la autoridad competente.