Como miembros de la comunidad y en nombre de la Coordinadora Social de Educación por Aysén velamos por el respeto y la valoración de los derechos humanos de todos sus actores, es decir, educadores(as), padres, madres, apoderados(as), estudiantes y asistentes de la educación.

Hoy venimos a apoyar el proceso de denuncias por violencia de género activado por estudiantes de la Universidad de Aysén en contra de un académico de dicha casa de estudios.

El acoso sexual constituye VIOLENCIA DE GÉNERO y afecta principalmente a mujeres. Sus consecuencias a nivel psicológico, físico, moral, emocional y educacional son severas y daña profundamente a las víctimas y su entorno inmediato. Se trata de nuestros(as) jóvenes, hijos e hijas de esta comunidad que tanto luchó por la instalación de esta casa de estudios de educación superior para Aysén.

Demandamos para ellos espacios seguros y libres de violencia y acoso, donde puedan desarrollar al máximo sus habilidades.

Solidarizamos con los y las estudiantes de la Universidad y la denuncia que han efectuado relativa a situaciones de acoso, hostigamiento, manipulación y medidas de silenciamiento o encubrimiento que pueden constituir violencia de género.

Como comunidad esperábamos y seguimos creyendo que la institución debe promover relaciones de respeto e igualdad entre sus integrantes, previniendo el acoso sexual, atendiendo a los casos denunciados, acogiendo las denuncias, activando con eficiencia y rápidez los protocolos para investigar y derivar, adoptando todas las medidas necesarias, tanto de contención y resguardo de los y las estudiantes afectados(as), como también, sancionando en su ámbito de acción a los(as) responsables.

La UNIVERSIDAD debe manifestarse públicamente, reprobando cualquier conducta de violencia sexual entre sus integrantes inmediatamente recibidas las denuncias y disponer con celeridad la activación de sus protocolos.

Es INDIGNANTE conocer a través de los medios lo que ha sucedido y que las y los estudiantes reclamen no haber sido escuchados y atendidos en sus demandas. A la fecha se encuentran resistiendo en una paralización de actividades y en manifestaciones públicas que han exigido la desvinculación del académico denunciado.

Reiteramos nuestra condena y rechazo en relación a lo que está sucediendo al interior de este plantel y exigimos a la Rectora Sra. Natacha Pino acciones inmediatas de apoyo claro, categórico e inequívoco hacia los y las estudiantes de la Carrera de Trabajo Social y a la Universidad en su conjunto.

Reciban los y las estudiantes de la Universidad de Aysén nuestro respaldo solidaridad, especialmente quienes han estado del lado de la verdad, la justicia y el respeto por los Derechos de la Mujer.

Finalmente hacemos un llamado a la comunidad Aysenina, a informarse y actuar en protección de nuestros(as) jóvenes exigiendo se aclaren los hechos y se sanciones a los responsables.

Coordinadora Social de Educación por Aysén