Ante la actual crisis sanitaria, y con la finalidad de disminuir la propagación del Coronavirus en la comunidad, personal militar de la IV División de Ejército, se encuentra apoyando a la Seremi de Salud de la región de Aysén, en la sanitización de equipaje y control de aduana sanitaria en el aeropuerto de Balmaceda en la provincia de Coyhaique, con el objeto de reforzar la fiscalización de las medidas sanitarias dispuestas para el cordón sanitario, en los arribos y salidas de los vuelos, cuidando y protegiendo la salud de todas las personas que usan la instalación.

Dentro de las labores que realiza el personal desplegado, destaca recepcionar a los pasajeros en tránsito aéreo, siendo ésta, la tercera línea de control en la cual se les hace entrega de la acta de cuarentena y se les informa sobre las normativas de salud que debe tener el lugar donde van a cumplir la cuarentena dispuesta por 14 días.

En este contexto, el Suboficial Largio González Blamey, ingeniero en prevención de riesgos, señala: “las personas que ingresan a la región en calidad de residentes, se les dicta cuarentena obligatoria en la dirección que declaran como residencia, la cual es debidamente comprobada y fiscalizada durante todo ese periodo, siendo motivos para ingresar a la región: razones humanitarias, razones de salud o de residencia comprobada”. Además, agrega “quienes ingresan a la región en calidad de trabajadores, se les dicta restricción de movimiento para permitir solamente y únicamente el trayecto desde el aeropuerto de Balmaceda y hasta el lugar donde cumplirán la jornada laboral, la cual es debidamente comprobada con el contrato de trabajo y posteriormente fiscalizada”.

Relacionado con lo anterior, el sargento segundo Miguel Bustos Ormeño, añade “…es muy importante recabar todos los antecedentes necesarios ante un posible brote epidemiológico. Por eso, me siento orgulloso de apoyar como militar en esta pandemia, afortunadamente no hemos tenido mayores problemas, la población comprende nuestro trabajo y coopera”.

Otra actividad que se desarrolla en el aeropuerto es la completa sanitización por parte de personal del Ejército a las dependencias y equipamientos existentes, para disminuir los riesgos de contagio y propagación del virus COVID -19.

El apoyo mencionado ha sido fundamental en la región de Aysén para ayudar a evitar y contener la propagación del COVID-19, acción enmarcada en el área de misión declarada por el Ejército de Chile, “Emergencia Nacional y Protección Civil”.