El trabajo intersectorial de los Ministerios de Medio Ambiente, Energía y Vivienda, propone un conjunto de medidas que buscan resolver los problemas de pobreza energética y vulnerabilidad de habitabilidad a los que está expuesta la ciudadanía.

Como uno de los resultados de las Mesas COVID 19 y calidad del aire que se realizan en distintas regiones a partir de la crisis sanitaria, hoy se concretó el convenio “Hogar Sustentable” que busca enfrentar no sólo la emergencia de salud y económica que se vive actualmente, sino también los problemas sociales, ambientales y económicos generados por el cambio climático a través de medidas de corto, mediano y largo plazo que involucran a los tres ministerios.

“La crisis del COVID-19 nos interpela a generar un punto de inflexión, donde el trabajo multisectorial nos permita superar la pobreza energética de nuestra región, una pobreza que finalmente se traduce en contaminación atmosférica. Este convenio es un paso más para mejorar la calidad del aire y promover también una reactivación económica”, declaró la seremi del Medio Ambiente, Mónica Saldías.

El Plan firmado por las tres carteras involucra una serie de medidas para focalizar los esfuerzos en reducir los consumos de energía en la edificación para garantizar un futuro de seguridad climática y mejorar las condiciones de habitabilidad de las personas.

Dentro de los acuerdos del convenio está el contribuir al aumento y diversificación de los programas asociados a subsidios de Envolvente Térmica y Recambio de Calefactores, así como la incorporación de la banca para generar una oferta de productos que permita cubrir la parte de la inversión en mejoramiento de las viviendas, que el subsidio no cubre.

En el marco del convenio, se anunció además el fin de semana un descuento en la tarifa eléctrica para calefacción en 10 de las ciudades más contaminadas del Centro-Sur y que cuentan con programa de recambio de calefactores, incluyendo las ciudades de Coyhaique y Puerto Aysén, sobre lo que la seremi del Medio Ambiente puntualizó, “Este beneficio viene a extender los cupos de la tarifa EcoAyre que antes conseguimos a través de la mesa de la descontaminación y viene a reforzar nuestro programa de recambio eléctrico próximo a anunciarse”, agregando que las gestiones continúan con el apoyo de los Consejeros Regionales para que este beneficio además se extienda a la localidad de Cochrane.

Además, el Plan acuerda incentivar el uso del Etiquetado Energético, que permite evaluar anticipadamente, de manera objetiva y estandarizada, el requerimiento energético de viviendas, en su etapa de uso, considerando las diferentes zonas térmicas del país. Otro de los puntos del “Plan Hogar Sustentable” son actualizar la reglamentación térmica que establece requerimientos mínimos a la edificación de viviendas, y avanzar a un Estándar de Consumo Energía Neto Zero donde la vivienda, a lo largo de un año, consume tanta energía como la que es capaz de generar en el terreno donde está ubicada.