El sindicato Mujeres del Mar de Puerto Chacabuco, en coordinación con el diputado René Alinco Bustos, solicitó a la Seremi del Trabajo y Previsión Social, la realización de una visita de la Inspección del Trabajo al área de la Reserva Río Simpson, emplazada en la ruta Coyhaique- Puerto Aysén, con el objetivo de conocer las condiciones en que los trabajadores de los programas de emergencia de la Corporación Nacional Forestal, Conaf, están laborando en tiempos de pandemia por Covid-19.

La petición realizada por la presidenta del sindicato, Alicia Ruíz, previa reunión del sábado 8 de agosto en Puerto Chacabuco a la que asistieron trabajadores y el diputado Alinco, surge pues según se enfatizó, hasta ese momento no contaban con implementos de protección por la pandemia sanitaria, por lo que en el documento presentado ante la seremi del Trabajo, Ruíz expresó “se le hace presente necesidad de fiscalización a Conaf… por no contar con dispensadores de alcohol gel, ni capacitación de medidas preventivas del Covid-19”, detalló la dirigente.

Efectivamente este miércoles 12 al promediar las 10:45 de la mañana, fiscalizadores de la Inspección del Trabajo acudieron a la Reserva Río Simpson respondiendo ante la solicitud. Así también, el diputado René Alinco asistió previamente para conversar con los trabajadores, siendo que en el lugar ya se contaba con implementos como dispensadores de alcohol gel y pediluvios, los que según trabajadores fueron instalados un día antes de la llegada de los inspectores.

Los fiscalizadores procedieron a hacer su trabajo consultando a los trabajadores la situación en la que laboran, en ese sentido ellos señalaron que necesitan mejores trajes de protección para la lluvia y zapatos adecuados ya que muchas veces deben trabajar a la intemperie y bajo lluvia, como ocurrió en pleno día de fiscalización, así también solicitaron que se mejoren condiciones de calefacción de los quinchos establecidos para el resguardo y desde donde esperan tener medidas de distanciamiento por lo cual se les ha separado en dos grupos, igualmente que se fortalezcan medidas de prevención ante la presencia de roedores por las características de la zona, tomando resguardo sobre el hantavirus.

Si bien es cierto, se espera aumentar las medidas de protección, es importante comentar que ahora cuentan con lo anteriormente señalado, además se inició la desinfección de las herramientas laborales, se implementó toma de temperatura al ingreso del recinto, los trabajadores viajan separados dentro del bus de traslado–aunque reclamaron por calefacción, eso sí-.

Tras la fiscalización, el diputado René Alinco, quien acompañó en todo momento a los trabajadores y a la presidenta del sindicato, expresó “… asistió la Inspección de Puerto Aysén, estamos a la espera del informe, de todas maneras faltaron implementos de seguridad, de agua para los trabajadores, guantes, en fin; y seguramente producto de esta fiscalización Conaf tomará las medidas pertinentes para que la gente esté segura trabajando según lo exige la ley y por supuesto implementar más cosas por seguridad sanitaria en pandemia que vivimos, esperamos respuesta rápida y positiva por su puesto de las instancias pertinentes y claro, las soluciones que tiene que llevar adelante Conaf”.

Finalmente, los fiscalizadores señalaron que levantarán el informe, proceso que puede demorar hasta un mes, ante lo cual el diputado Alinco solicitó celeridad para que los
trabajadores puedan más pronto que tarde contar con mejores condiciones, sobre todo porque en el grupo laboral existen adultos mayores.