La secretaria regional ministerial de Salud Aysén, solicitó a la fiscalía local de Chile Chico iniciar una investigación por el delito cometido contra la salud pública, inserto en el artículo 318 bis del Código Penal Chileno. Normativa que sanciona a quien, en tiempo de pandemia, epidemia o contagio, genere, a sabiendas, riesgo de propagación de agentes patológicos con infracción a la orden de la autoridad sanitaria.

El detalle de esta solicitud la explicó el persecutor penal de la ciudad del sol, Álvaro Sanhueza.

Finalmente cabe señalar que las sanciones atribuidas a este artículo del código procesal penal serán penas de presidio menor en sus grados medio a máximo (esto es, 541 días a 5 años), y multa de 25 a 250 UTM (aproximadamente entre $1.258.050 y $12.580.500 pesos chilenos).