Un considerable aumento de personas detenidas por infracción a la ley 318, esto en relación a la orden de la autoridad sanitaria en cumplir toque de queda, fiscalización que realiza el Ejército en conjunto con Carabineros.

El detalle de esta información lo entregó desde la segunda comisaría de Carabineros de Puerto Aysén, el mayor Manzur Abutom Costa.

Otro de los aumentos en fiscalizaciones y notificaciones es por los ruidos molestos, los cuales en algunos sectores, son reiteradas las veces, en que la policía uniformada debe recurrir a dichos domicilios, explicó el comisario Abutom Costa.

Finalmente cabe señalar que la Ley 318 del código procesal penal detalla que “El que pusiere en peligro la salud pública por infracción de las reglas higiénicas o de salubridad, debidamente publicadas por la autoridad, en tiempo de catástrofe, epidemia o contagio, será penado con presidio menor en su grado mínimo a medio o multa de seis a doscientas unidades tributarias mensuales. Será circunstancia agravante de este delito cometerlo mediante la convocatoria a espectáculos, celebraciones o festividades prohibidas por la autoridad sanitaria en tiempo de catástrofe, pandemia o contagio. En los casos en que el Ministerio Público solicite únicamente la pena de multa de seis unidades tributarias mensuales, se procederá en cualquier momento conforme a las reglas generales del procedimiento monitorio, siendo aplicable lo previsto en el artículo 398 del Código Procesal Penal. Tratándose de multas superiores se procederá de acuerdo con las normas que regulan el procedimiento simplificado”.