La iniciativa tiene por objetivo proteger y cuidar la salud de trabajadores al interior de obras, faenas y centros de trabajo en tiempos de pandemia.

En el marco de la pandemia global, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Coyhaique inició desde mayo pasado un intenso trabajo que a la fecha terminó con el resultado de la totalidad de sus empresas socias adheridas al Protocolo Sanitario, el cual consiste en un acuerdo en el que las constructoras se comprometen a proteger y cuidar la salud de los trabajadores y la comunidad del Covid-19 al interior de obras, faenas y centros de trabajo.

Al respecto, el presidente de la CChC Coyhaique, Manuel Suazo, expresó que “esto sin dudas constituye un gran avance. Es una meta cumplida que nos posiciona como un
gremio que apuesta fuerte y efectivamente por la reactivación económica regional, pero no a cualquier costo, sino más bien priorizando todas las medidas de protección para nuestros colaboradores en materia de salud”.

Bajo este contexto, Suazo aclaró que las medidas adoptadas en el Protocolo Sanitario tienen por finalidad detectar, aislar y posteriormente efectuar la trazabilidad en caso de que algún trabajador dé positivo, por lo mismo, aseguró que es de suma importancia educar y concientizar a los trabajadores sobre los cuidados aplicados tanto en el trabajo como en su diario vivir, vale decir, respetando el distanciamiento físico, el lavado de manos y el uso de mascarillas, ya que el foco de contagios en la industria se genera mayoritariamente fuera del horario laboral, afirmó. “Está demostrado que hoy por hoy la construcción tiene un nuevo estándar que ha permitido que la tasa de contagio de Covid-19 en el sector sea 3 contagios por cada 1.000 trabajadores, es decir, seis veces menos que a nivel nacional”, añadió.

Por esta razón, el gremialista argumentó que “desde que se desató la pandemia las empresas asociadas a la CChC en la región de Aysén nos adaptamos a una nueva forma de
trabajar, lo que significó dar un giro de 180 grados en las políticas de prevención de riesgos”, agregando que este trabajo fue desarrollado en conjunto con los ministerios de
Salud, Obras Públicas y Vivienda y Urbanismo con motivo de establecer confianzas y resguardar la salud de los trabajadores y sus familias.

Finalmente, Manuel Suazo precisó que, en la práctica, “el Compromiso Sanitario significa que cada uno de los representantes de las empresas inscritas se ocupan de cumplir a cabalidad con todas las normas de higiene y seguridad que dicta la Autoridad Sanitaria para prevenir el contagio del coronavirus Covid-19”.