A más de 100 casos se ha elevado el número de contagios por coronavirus desde el inicio de la etapa de desconfinamiento impulsada por el Gobierno.
Parlamentario criticó falta de fiscalización a locales nocturnos, los cuales operaban en pleno toque de queda.

Desde Santiago y de acuerdo con lo que informa el Gobierno desde nuestra región de Aysén, se piensa que somos un ejemplo en cuanto a la ejecución de los protocolos de prevención por Covid-19. Pero no podemos dejar de analizar que, en dos meses, desde el inicio del desconfinamiento, la región ha tenido un significativo aumento en los casos, más de 100, ajustándonos a los reportes. A juicio del parlamentario René Alinco Bustos, a la autoridad regional de Gobierno le falta golpear la mesa a nivel central y por ejemplo, pelear por autonomía en la toma de decisiones frente a esta pandemia, donde se entregan lineamientos pensados para otras ciudades, sabiendo que esta zona extrema en particular cuenta con características que nos colocan en desventaja a nivel país, principalmente hablando del sistema de salud, el que si no ha colapsado hasta el momento, es por un toque de suerte, algo de lo cual no podemos depender, señala el diputado.

“Creo que ha llegado el momento, en que nuestras autoridades regionales de Gobierno deben y tienen que dar la cara a la comunidad aysenina. En los últimos días tenemos más de 30 contagiados y aun no tenemos respuesta sobre los famosos vuelos nocturnos y la autoridad no da la cara, ni la señora intendenta, ni la seremi de Salud y tampoco otras autoridades del sector Salud”, señaló el congresista, donde resaltó que en pocos días se ha generado un aumento explosivo de contagios, los que en su mayoría tienen que ver con el funcionamiento de un cabaret, el cual operaba en pleno toque de queda sin que haya sido alguna vez fiscalizado, así también comentó respecto del aumento de vuelos nocturnos sobre la ciudad de Coyhaique.

Asimismo, el parlamentario remarcó que existe poca rigurosidad en el tratamiento de los protocolos preventivos, donde por ejemplo el supermercado Unimarc decidió esperar por un resultado positivo de PCR a una de sus colaboradoras para recién cerrar sus puertas al público. En tanto, Alinco Bustos, añadió “no podemos seguir esperando o nuestras autoridades están esperando a que nos empecemos a morir por el Covid-19. Es hora de dar la cara y que respondan”, enfatizó.

El llamado principalmente es al autocuidado, más si nos estamos acercando a fechas de celebración donde se busca evitar el aumento de contagios, pero no podemos obviar que la autoridad de Gobierno debe empezar a replantear si sus medidas en Aysén son las adecuadas, sobre todo si el sentir común es que no podemos esperar a que nuestro sistema de salud colapse.

Es importante recalcar que hace dos meses inició la medida de desconfinamiento en la región, la que nos mantiene en el paso 4 del plan Paso a Paso impulsado por el Gobierno del presidente Sebastián Piñera, y debido al aumento de más de 100 casos en este mismo periodo, es válido preguntar a la autoridad ¿cuál es el punto de inflexión para que el Gobierno piense en mejores medidas o un retroceso en los pasos?