Con el objetivo de actualizar y seguir capacitando a los profesionales del sector público en materia del buen uso energético, la Seremi de Energía de Aysén, durante la semana pasada, realizó el taller anual del programa Gestiona Energía orientado al Sector Público.

Este programa que se desarrolla desde el año 2017, es una iniciativa del Ministerio de Energía que busca hacer un buen uso de las fuentes energéticas en los edificios públicos. De esta forma, junto a los denominados “Gestores Energéticos”, se consigue información sobre el consumo de energía y se evalúan posibles mejoras de eficiencia energética.

En la región de Aysén hay 115 Gestores Energéticos de Servicios Públicos, 50 de ellos son mujeres y 65 son hombres, quienes están a cargo de reportar y levantar información sobre el consumo de energía de sus lugares de trabajos.

“La semana pasada realizamos nuestro taller anual del programa ‘Gestiona Energía’, contando con gran convocatoria de representantes de los Servicios Públicos de Aysén. Estamos muy orgullosos de esta activa participación, ya que con este programa ha sido posible hacer un levantamiento de datos energéticos para  evaluar propuestas de disminución de gastos operacionales y mejoras mediante eficiencia energética o energías renovables”, comentó el seremi de Energía, Juan Luis Amenábar.

La capacitación se desarrolló de manera virtual y estuvo enfocada en el diseño pasivo de las construcciones, es decir, abordó temas como aislación térmica, ventilación, diseño bioclimático, orientación de muros térmicos, materiales aislantes, componentes de ventanas y pisos ventilados, y la forma de reportar estas características en la plataforma de Gestiona Energía. Además, se tocaron otros elementos del consumo energético y de las emisiones de gases de efecto invernadero. Asimismo, a los ‘Gestores Energéticos’, se les entregaron herramientas de evaluación de edificios para ir realizando un catastro y detectar soluciones efectivas y eficientes.

Mediante esta iniciativa ha sido posible realizar un catastro de consumo energético de los diversos edificios públicos de la región, trabajo que ha facilitado la categorización según su nivel de autoconsumo y eficiencia.