Se dispusieron diversos canales de comunicación para denunciar situaciones en el marco de la crisis sanitaria.

Desde iniciado el Estado de Excepción por la crisis sanitaria, detectives de la Región Policial de Aysén de la Policía de Investigaciones de Chile se sumaron al plan de contingencia por el coronavirus desplegado por la Defensa Nacional de la Región de Aysén, en una labor integrada con servicios especiales de patrullaje preventivo y la fiscalización de personas en cuarentena, así como también colaborando en el trabajo de inspección en las barreras sanitarias en distintos puntos de la región.

Pese a las nuevas funciones encomendadas, el trabajo investigativo de la policía civil continúa de forma permanente con estrictas medidas de protección, seguridad e higiene para evitar posibles contagios, así lo dispuso el jefe regional, Prefecto Rafael Guerra, redoblando los esfuerzos para integrarse al trabajo de seguridad pública durante la pandemia. “Fuimos adecuándonos a los contextos y adaptándonos a las nuevas formas de trabajo para continuar con nuestra labor en la investigación de delitos trabajando en coordinación con el Ministerio Público”, subrayó el Prefecto Francisco Orellana, jefe subrogante de la Región Policial de Aysén.

En los últimos seis meses la PDI ha mantenido una fuerza desplegada de funcionarios policiales en servicio especial Covid-19, turnos especializados y servicios policiales habituales durante las 24 horas, apoyando las labores de seguridad pública junto a organismos de defensa y seguridad pública, situación que se verá incrementada con las nuevas medidas anunciadas para la ciudad de Coyhaique y que limitan el libre tránsito de las personas para controlar la propagación de la enfermedad.

Además, debido al inicio de la cuarentena la PDI dispuso servicios especiales informativos para informar a la ciudadanía sobre la cuarentena que comienza a regir este viernes 23 de septiembre de 2020, desde las 23:00 horas, y de los canales de comunicación dispuestos para realizar denuncias por delitos contra la salud. Así, los detectives de la Prefectura Provincial Coyhaique recorrieron distintos puntos del centro de la ciudad para informar a las personas.

Delitos contra la salud pública

Sin embargo, debido a la crisis sanitaria se incorporó una nueva materia penal relacionada a los delitos contra la salud pública. A nivel regional, la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural (BIDEMA) Aysén es la unidad encargada de investigar aquellos delitos asociados a la pandemia. La PDI ha realizado diversas denuncias por delitos contra la salud pública, cuya acción ha permitido materializar investigaciones que están en curso en un trabajo coordinado con la Fiscalía, recibiendo además ordenes de investigar e instrucciones particulares por parte del Ministerio Público.

Ante la nueva realidad local, con una medida de cuarentena que regirá en la ciudad de Coyhaique y que implica una nueva normativa que restringe la libre circulación de personas con el fin de evitar la transmisión comunitaria y expansión del virus, quien infrinja lo dispuesto por la Autoridad Sanitaria comete un delito que pone en riesgo a toda la población, ya que los delitos contra la salud pública afectan a toda la ciudadanía sin distinción.

En ese sentido, la PDI realiza un llamado a la ciudadanía a respetar las normas y “en caso de ser testigo de una acción que atente contra la salud pública, entregar los antecedentes a través de los diversos canales que disponemos para iniciar las indagatorias y efectuar una denuncia de oficio a la Fiscalía, en caso que corresponda, para iniciar las diligencias que permitan determinar los hechos y las responsabilidades en estos casos donde se pone en riesgo la vida de las personas”, señaló el Prefecto Orellana.

Cabe recordar que la PDI continuará con atención de público en sus cuarteles policiales, tal como se ha venido realizando desde inicios de la crisis sanitaria, con estrictas medidas de higiene, sanitización y seguridad, en caso de ser víctima de algún delito concurre al cuartel más cercano. Tener en cuenta que el instructivo de desplazamiento señala que no se requerirá permiso, de ningún tipo, para acudir a urgencias médicas o ante necesidad de socorro o auxilio de las policías.

Además, a través del sistema Denuncia Seguro, llamando al 600 400 0101, se puede denunciar de manera completamente anónima cualquier hecho constitutivo de delito.

Debido a la cuarentena, se suma un WhatsApp mediante el cual la Policía de Investigaciones recibirá directamente información sobre hechos criminales asociados a la pandemia por COVID-19, analizando y canalizando los antecedentes para fortalecer las labores investigativas y la persecución penal. Están habilitadas, solamente para mensajes vía WhatsApp, las líneas +56938622222 y +56965878300, que permitirán fiscalizar los incumplimientos a las normas sanitarias.

También pueden hacer llegar información y antecedentes vía correo electrónico de la unidad especializada: bidema.pay@investigaciones.cl.

Finalmente, también se puede acudir al llamado del número de emergencias de la PDI, 134, para denunciar materias especializadas, incluidos los delitos contra la salud.

A estos canales la ciudadanía puede informar sobre la violación de cuarentenas y toques de queda, funcionamiento de locales con prohibición de abrir o acerca de cualquier reunión de personas no autorizadas, todo de manera anónima. También podrá denunciar venta de productos farmacéuticos o desinfectantes ofrecidos para el control de la pandemia, como alcohol gel, amonio cuaternario y cloro, entre otros.

Ante este nuevo escenario local, “la idea es poder recibir la mayor cantidad de información posible acerca de las personas o empresas que no están cumpliendo con las medidas anunciadas para analizar los antecedentes e iniciar los procedimientos correspondientes”, puntualizó el jefe regional subrogante, Prefecto Francisco Orellana.