Desde el inicio de la pandemia por COVID-19, alrededor de 150 personas han hecho uso de las Residencias Sanitarias por ser casos positivos de coronavirus o contactos estrechos de casos confirmados por esta enfermedad, quienes durante su permanencia en estos lugares reciben alimentación y cuidados médicos, con el objeto que puedan cumplir de la mejor forma con su cuarentena sanitaria; sin embargo, en el transcurso de estos meses han existido hechos que han debido ser denunciados por la autoridad sanitaria a los organismos pertinentes, debido a que han intentado ingresar alcohol y drogas a estos recintos.

Así lo manifestó el Encargado de Residencias Sanitarias de la Seremi de Salud, Luis Rodríguez Cárdenas, quien indicó que uno de estos hechos incluso fue denunciado a las policías.  “El trabajo que se ha desarrollado en cada una de las cuatro residencias que hoy están operativas ha sido de una alta exigencia porque junto a las prestaciones de salud que debemos entregar, también debemos resguardar la tranquilidad de todos los usuarios; es por eso que junto con equipos de salud, también contamos con guardias que nos permiten resguardar estos recintos.  Gracias a este trabajo es que se han detectado intentos por ingresar alcohol e incluso droga a las residencias, como ocurrió este fin de semana donde se intentó entregar un pequeño paquete de marihuana, hecho que fue alertado a las policías, porque las normas de estas residencias son claras acerca de las prestaciones que se entregan y de lo que no es permitido”.

Frente a esta situación, la Seremi de Salud Alejandra Valdebenito Torres, expresó su pesar por la falta de empatía de los usuarios de residencia que no han manifestado respeto, ni consideración con el resto de las personas que cumple cuarentena en estos lugares.  “Me asombra la falta de respeto por parte de las personas que no han dado cumplimiento básico a las normas de las residencias, porque las Residencias Sanitarias se implementaron como estrategias para la contención del COVID -19, no albergues para el consumo de alcohol y drogas. Aquí los usuarios reciben cuatro alimentaciones al día, cuentan con cuidados de salud y son atendidos por los administradores de cada residencia. Estamos en una pandemia grave, y parece que aún hay personas que no le toman el peso a esta situación”.

Frente a la detección del intento de ingreso de droga a una residencia sanitaria, es importante señalar que la situación fue denunciada a la Policía de Investigaciones; mientras que el usuario de la residencia continúa en este lugar, a la espera del término de su cuarentena.