Hay que hacerse cargo del tema de los perros en las calles con responsabilidad y seriedad, con programas permanentes para lograr un control efectivo de la población canina en Coyhaique.

Para ningún coyhaiquino resulta ajeno la gran cantidad de perros que se encuentran en las calles de la ciudad, en las poblaciones, incluso en la propia plaza donde generan serios problemas a los vecinos, a los turistas, provocando mordeduras, inseguridad a las familias que asisten a estos lugares públicos, generando además una imagen de insalubridad. Esta es una problemática que ha sido planteada en distintas reuniones que se han sostenido
con organizacionales sociales, juntas de vecinos, clubes de adultos mayores entre otros.

Estudios de la Universidad Austral estiman que en Coyhaique la cantidad de perros existentes está por sobre los 17 mil, lo que sumado a la población felina superan juntos los 21 mil. La realidad es esa, y la culpa no es de los animales, sino más bien de una tenencia irresponsable y de la falta de un trabajo serio por parte del municipio local.

Para la candidata a las primarias por la alcaldía de Coyhaique, Ana María Mora, este será un tema prioritario el desafío como municipio crear de manera permanente una clínica veterinaria móvil, que esté integrada por médicos veterinarios y que realice un trabajo diario, en terreno, permanente, a fin de poder controlar la situación de los perros en las calles de la ciudad, con campañas periódicas de esterilización. “Tenemos que tomar medidas serias, debemos realizar un trabajo mancomunado con la comunidad, ONGs y dirigentes sociales para llevar adelante una estrategia común que implique la correcta aplicación de la Ley 21.020, una ordenanza municipal acorde a la ley, un trabajo con participación de la comunidad que permita en la práctica generar conciencia del trato a nuestros animales; controlando el crecimiento de la población canina por medio de la esterilización permanente; educar a las nuevas generaciones en temas como vacunar, desparasitar para evitar enfermedades y finalmente lograr reubicar a perros perdidos con sus dueños y promover la adopción como una medida que permita el control y la trazabilidad de los animales”.

La clínica móvil es una alternativa viable y efectiva para abordar este tema que preocupa a la comunidad, que recorra las poblaciones de la ciudad y también que se desplace a otras localidades de la comuna. “Esta es una sentida demanda de organizaciones sociales tanto de la ciudad de Coyhaique como de localidades rurales, como Valle Simpson, Villa Ortega, Villa Frei, entre otras, que manifiesta el tema de los perritos abandonados, que para ellos es un problema, ya que son lugares también donde dejan los cachorros a su suerte y luego éstos por hambre, buscan alimentos a veces haciendo daño al ganado de las familias campesinas, situaciones que han sido denunciadas y conocidos por la comunidad a través de diferentes medios…”.

Para Lorena León, integrante de una ONG dedicada al rescate animal, la creación de una clínica veterinaria móvil generaría un efecto muy positivo: “Una clínica móvil pensada específicamente en la esterilización permanente sería de gran utilidad, ya que el la situación actual de nacimiento de perros ha ido al alza, encontrándose de 2 a 3 camadas semanales en basureros, en caminos, tirados al río, situación que podría evitarse con esterilizaciones permanentes, no solo en una época del año, lo que combinado con una educación en la tenencia responsable de animales daría muy buenos resultados y podríamos mirar el tema bajo una mirada de mayor control”.

Para la precandidata Ana María Mora la asiste la convicción de que, de llegar al municipio de Coyhaique, trabajará coordinadamente para que este tema tenga una vía de solución real y no sea un tema incómodo y evitado por parte del municipio.