Mediante un comunicado, la Secretaría General de la Presidencia reconoció el ingreso de hackers a los servidores de la División de Gobierno Digital, donde se aloja la Clave Única de todos los chilenos. Desde Gobierno señalan que están investigando si se vulneraron esos datos.

En el escrito, el Ejecutivo indicó que hubo un “acceso no autorizado o ilícito a servidores de Gobierno Digital” el pasado 8 de octubre, lo cual fue denunciado al Ministerio Público.  Aseguró que “se están investigando las causass y circunstancias” en que esto ocurrió, esperando “la mayor celeridad para encontrar a los responsables de este delito”.

“La División de Gobierno Digital ha tomado medidas preventivas para resguardar la seguridad de la información que existe en sus servidores, y comunicará prontamente más antecedentes y acciones a seguir”, se lee en el comunicado.

Consultado sobre esta situación, el ministro vocero de Gobierno Jaime Bellolio, dijo a Radio Bío Bío que están investigando a qué información se accedió y si hubo alguna vulnerabilidad con respecto a la Clave Única u otros antecedentes alojados en esos servidores.

Bellolio aseguró que esos datos se encuentran “encriptados” y que no existe, por ejemplo, “una especie de planilla Excel donde diga nombre, apellido, RUT, Clave Única”.

El portavoz de La Moneda indicó que están a la espera del informe forense, con resultados de una investigación más profunda, para conocer  “qué es lo que exactamente se pudo acceder por parte de esta persona que entró». Garantizó que apenas sepan sobre aquello, lo darán a conocer.

Lee aquí la declaración emitida por el Gobierno Digital

Datos sensibles y documentación oficial

Una de las mayores preocupaciones, que ha hecho pasar estos últimos días momentos de máxima tensión a la Secretaría General de la Presidencia, radica en que el robo de la base de datos con las Claves Únicas -que no ha sido informada a la ciudadanía- vulnera la protección de cientos de miles de datos sensibles de la población, ya que, a través de este acceso se gestiona la tramitación de 927 trámites personales con el Registro Civil, Servicio de Impuestos Internos, todos los servicios de salud del país, Servicio Nacional de Aduanas y Fonasa. Entre una infinidad de trámites con otros organismos, a través de este sistema, se realizan también las denuncias ante la Comisión de Mercado Financiero y ante la Fiscalía Nacional Económica sobre atentados contra la libre competencia de los mercados.

Otros de las consecuencias graves de este hecho, es que la ClaveÚnica permite acceder y gestionar toda la información oficial que emana de los organismos de Estado y que facilita particularmente la comunicación entre estos, mediante la plataforma Docdigital. Ministerios, subsecretarías y la Presidencia, además de todas las otras entidades de la administración central, desde de 1 de julio de este año quedaron obligadas a realizar todos sus trámites, entre los que se cuentan cartas, memorandos, oficios y circulares- a través de esta metodología.

Fuentes de la Segpres, conocedoras del escándalo de esta violación de seguridad, señalaron que el Gobierno impartió una circular entre los diferentes organismos del Estado, en la que informa a los funcionarios que se iniciará un proceso para promover entre la ciudadanía la actualización de su ClaveÚnica, todo el marco del mes de la Ciberseguridad. Una estrategia -aseguran- que buscaría ocultar el impacto y envergadura de la sensible sustracción informática.