Diversas son las acciones que desarrolla la escuela municipal Bernardo O´Higgins de Puerto Guadal en base a su sello medioambiental, lo más reciente es el proyecto “sistema de compostaje como herramienta de aprendizaje para la sustentabilidad”, que ha sido patrocinado por la junta de vecinos “Los Pioneros”.

Esta iniciativa cuenta con el financiamiento del Gobierno Regional, con el apoyo de la fundación “juntos por Aysén” y el camping ecológico “alma verde”. Lo primero fue un taller precisamente en las instalaciones de este último recinto, con charlas dinámicas y muy prácticas en base al compostaje.

Este proyecto va dirigido a niños y niñas de educación pre básica de la escuela de Guadal junto a sus padres. Tal como lo destacó educadora de párvulos, Pamela Arriagada. “Aquí las familias aprendieron sobre las múltiples ventajas de tener un sistema de compostaje en el hogar. Este taller, se llevó a cabo en el camping ecológico “alma verde”, con el resguardo de todos los protocolos sanitarios. Luego viene una jornada de recolección de material y un taller para la fabricación de las composteras, las cuales podrán llevar a sus casas junto con un set de lombrices californianas para iniciar su proceso en el sistema de compostaje. Seguro esto aportará a mejorar sus huertas y a reducir los desechos orgánicos, también están contempladas salidas pedagógicas con los más pequeños, las que se realizarán en forma individual, solo acompañados por sus apoderados”.

Pamela Arriagada, añadió que en la escuela municipal Bernardo O´Higgins están conscientes de que la educación ambiental hacia los estudiantes debe ser de manera integral. “En la escuela libertador Bernardo O´Higgins, entendemos la educación ambiental como un proceso integral, porque no solo nos permite entregarle conocimiento a los niños y niñas, sino que también crea un proceso de reflexión sobre las acciones que realizan. Ellos toman una actitud distinta cuando comprenden que las acciones que realizan, impactan positivamente en el medio que los rodea, se sienten poderosos que puedan aportar, porque ello es importante. Además, estos hábitos si los seguimos potenciando, entregando conocimientos y herramientas que les permita a los peques ser amigables con del medio ambiente, seguro en el futuro serán adultos más conscientes y sensibles ante todas las problemas medioambientales”.

El proyecto que ejecuta la escuela de Puerto Guadal cuenta con el patrocinio de la junta de vecinos “Los Pioneros” y el importante financiamiento del Gobierno Regional de Aysén.