“El Presidente Piñera se ha extralimitado… Espero que no corra sangre de los trabajadores, porque no tengo duda que los chilenos ocuparemos desde la Plaza Dignidad, todas las plazas de Chile…”.

El mismo día en que el segundo retiro del 10 % fue despachado a Sala del Senado para continuar con su tramitación, el Gobierno cumplió con su intención de presentar “su propia iniciativa”, sin embargo, la intención de frenar el positivo camino de este proyecto fue más allá, ya que este domingo por la tarde La Moneda emitió un comunicado para confirmar que habían recurrido al Tribunal Constitucional (TC), yendo así directamente en contra de lo ya aprobado por amplia mayoría en el Congreso y del 90 % de los chilenos que esperan contar con su propio dinero para paliar la arista social de la pandemia por Covid-19.

Recordemos que el Gobierno lo único que presentó mediante modificaciones, fue un proyecto de Ley que claramente insiste en los llamados “autopréstamos”, señaló el parlamentario René Alinco Bustos, uno de los autores de la iniciativa emanada desde el Congreso. Es así como, haciendo un corto análisis de lo propuesto por Sebastián Piñera, su proyecto pretende un retiro entre 35 y 100 UF (1 millón a 2,8 millones), asimismo, quienes hayan cotizado por sobre las 100 UF quedarán impedidos de esta solicitud.

Pero aquello no es lo más grave, pues la iniciativa plantea -a diferencia de lo propuesto por los proyectos refundidos- una entrega en dos cuotas, primer 50 % en un plazo de 60 días hábiles, y el segundo 50 % en 10 días hábiles luego de haber recibido el primer monto, lo que a juicio del diputado aysenino, deja de lado el sentido de urgencia por el cual nació el primer y ahora, segundo retiro del 10 % de fondos previsionales.

Sobre la decisión del Gobierno de presentar un requerimiento al TC para frenar esta iniciativa esperada por miles en el país, el diputado aysenino sostuvo que este es un nuevo error del Piñera, “una forma frontal de enfrentar la crisis social que está sufriendo Chile. El Presidente dijo que el pueblo chileno había hablado fuerte y claro -en contexto de revuelta social del año pasado-. El Presidente creo que escuchó pero parece que no entendió y hoy pretende desconocer la autoridad y el poder que tiene la Cámara de Diputados -donde el proyecto fue aprobado por 130 votos- y el Senado al acudir al TC para anular o que sea rechazado (el proyecto)”.

René Alinco también criticó la demora con la que se agendó la votación en la Sala del Senado. “Creo que el Senado se ha prestado para el juego de Piñera, ya que la Mesa, presidenta y vicepresidente del Senado, dieron demasiado tiempo para que Piñera articule una estrategia para no permitir rápidamente la aprobación del segundo retiro.

Recordemos que la Comisión Constitución del Senado, aprobó este proyecto el miércoles, por lo tanto, el Senado tenía cinco días para haber discutido, votado y aprobado este proyecto. A mí me surgen aprensiones de que el Senado sabía o había algún preacuerdo entre Piñera y al menos la Mesa del Senado y algunos parlamentarios ya conocidos como rastreros del Gobierno de Piñera…”, sostuvo el diputado.

Posterior al anuncio del Gobierno, la ciudadanía en distintas partes del país empezó a manifestarse con cacerolazos, bocinazos e incluso algunas barricadas. Al respecto, el diputado finalizó diciendo que “el Presidente Piñera se ha extralimitado, buscándole las cinco patas al gato para desconocer la autoridad del Parlamento chileno, y eso sin lugar a dudas significa una política totalmente frontal. Espero que no corra sangre de los trabajadores, porque no tengo duda que los chilenos ocuparemos desde la Plaza Dignidad, todas las plazas de Chile…”, concretó.