Las startups (empresas tecnológicas en etapas tempranas) han debido adaptarse a las nuevas condiciones del mercado, demostrando que cuentan con las herramientas necesarias para mantener y potenciar sus soluciones en las industrias Chilenas y de Latinoamérica.

La crisis económica producto de la pandemia no sólo ha traído dificultades, sino que también ha proporcionado oportunidades para los emprendedores de todo el mundo. En este acomodo a los nuevos tiempos, las startups tecnológicas han sobrevivido, pero también han aportado en la transformación de las industrias. Es el caso de Colektia y ERPyme, que han colaborado desde sus plataformas en el fortalecimiento y mejor desarrollo de pequeñas y grandes empresas de Chile.   

“Colektia es la primera agencia de cobranza basada en inteligencia artificial de América Latina, creamos una nueva metodología llamada ‘Cobranza inteligente 4.0’, que utiliza la tecnología y la ciencia de datos para reinventar el proceso de gestión de cobranza, aumentando la contactabilidad, maximizando el recupero y realizando un trabajo más preciso, efectivo y menos invasivo, ofreciendo así una mejor experiencia de usuario para el deudor”, explica Gabriel Monroy, su CEO y co-fundador. 

Durante 2020, la cobranza tradicional se vio muy afectada, ya que depende en gran medida de los call centers, sin embargo gracias a que el ADN de Colektia siempre ha sido remoto y con un alto nivel de automatización, contó con una ventaja que han sabido aprovechar. “La cobranza es una vertical de la industria financiera que en estos contextos se hace mucho más relevante, y en ese sentido hemos mejorado notablemente el recupero, inclusive en carteras castigadas, llegando a ser hasta un 135% más productivos que nuestros competidores”, señala Monroy.  

Por su parte ERPyme, es una plataforma SaaS de gestión comercial, administrativa, financiera y de cobranzas simplificadas para Pymes. Su modelo está basado en la colaboración de su comunidad y la articulación de redes de valor, cuyo propósito es disminuir las brechas que limitan el crecimiento de estos emprendimientos. “Entregamos herramientas de gestión, conocimiento y apoyo técnico donde el objetivo central es empoderarlas y aportarles valor a través del procesamiento y análisis de su propia información”, indica Cristian Sauterel, cofundador y CEO de ERPyme.

Durante estos meses de pandemia, ERPyme experimentó varios cambios, siendo el más importante su conversión a una empresa 100% remota, mientras que su mayor desafío fue ayudar a sus clientes pymes que se vieron mucho más afectados que ellos. “Entendiendo que a las pymes les ha tocado muy duro y que un software por sí sólo no es suficiente para enfrentar los desafíos del escenario actual, creamos un programa de digitalización gratuito subsidiado completamente por nosotros que involucra software, capacitación, entrenamiento y apoyo técnico para ayudar a que estos emprendimientos se inicien en este mundo, con todo el apoyo necesario para desarrollarse y ojalá crecer”, declara.

La importancia del capital de riesgo en el crecimiento de las startups 

Morelys Machado, socia de Devlabs, oficina de capital de riesgo internacional que vio potencial en Colektia y ERPyme, señala que “las startups pueden transformar industrias, ya que plantean formas más efectivas y eficientes de hacer las cosas, debido principalmente a que van inyectando innovación y capacidad para romper con esquemas preestablecidos”. Asimismo, enfatiza que “en estos tiempos hay una tendencia productiva donde las tecnologías digitales y de la información prometen transformar por completo el modelo económico del futuro”.  

Desde la perspectiva de Devlabs la clave para mantener las startups a flote en momentos de crisis “es garantizarles un flujo de caja mínimo de entre seis meses a un año, lo que permite a los emprendedores mantenerse enfocados en generar más ventas y no en buscar financiamiento”, explica Machado. 

“Para nosotros, contar con el apoyo de Devlabs como inversionistas en nuestra etapa semilla fue fundamental para apoyar el escalamiento en la región y fortalecer nuestras capacidades tecnológicas y equipo”, señala Gabriel Monroy de Colektia. Para Cristian Sauterel de ERPyme, en tanto, “Devlabs no sólo es un  inversionista de capital, sino que también es un socio estratégico con mucha experiencia, además de facilitar el acceso a redes y futuras posibilidades de inversión. A Devlabs le interesa que uno crezca y en nuestro caso ha sido fundamental para pensar en grande”, expresa.    

La ejecutiva de Devlabs, asegura que en Latinoamérica hay mucho talento y que cada día se están desarrollando emprendimientos con ideas transformadoras de industrias. “Una startup tecnológica puede ser apoyada por nosotros si cumple con los requisitos formales, sin embargo creemos que lo más importante es el equipo, cómo está conformado, el grado de participación de cada uno, cómo se llevan los fundadores y si tienen experiencia liderando empresas y desarrollando productos de software”, comenta. Dentro de los requisitos para ser parte del portafolio de Devlabs están: ser un emprendimiento de no más de 36 meses, tener ventas anuales de entre 1.000 y 5.000 UF y una tendencia de duplicar sus ventas en un periodo de 12 meses, entre otras.