Entre los principales cambios, esta nueva ley contempla la creación de un nuevo Servicio Nacional de Migraciones y la obligatoriedad de postular, a las respectivas visas en los consulados chilenos, todas aquellas personas extranjeras que deseen ingresar al territorio chileno.

Tras ocho años de tramitación en el congreso el pasado jueves 3 de diciembre la iniciativa dio humo blanco para su promulgación, reemplazando a la actual norma de 1975. Así el senado aprobó por 38 votos a favor y dos en contra el informe de comisión mixta, reformulando 10 artículos.

La vocera de Gobierno Aysén, Tatiana Fontecha, se refirió a este importante avance legislativo, señalando que “esta nueva ley nos permitirá tener una migración ordenada, segura y regulada, velando por la integridad y derechos de los migrantes y de los propio chilenos y chilenas. Esto es un hito histórico que viene a pagar una deuda en materia de migración, pues llevaba mucho tiempo estancada en el congreso”.

Entre los principales cambios, esta nueva ley contempla la creación de un nuevo Servicio Nacional de Migraciones y la obligatoriedad de postular, a las respectivas visas en los consulados chilenos, todas aquellas personas extranjeras que deseen ingresar al territorio chileno.

De esta forma, con el plazo de un año para su implementación se instaurará el nuevo Servicio Nacional de Migración, creando además direcciones regionales que asumirán el trabajo que actualmente desarrollan las gobernaciones en materias de migración.

“El nuevo Servicio Nacional de Migraciones ordenará y fiscalizará la entrada de extranjeros, además estos deberán hacer sus trámites en el consulado respectivo y seguirlos online antes de planificar su viaje a nuestro territorio. Además esta institución estará encargada de entregar las visas temporarias solicitadas en Chile y en el extranjero, con un sistema automatizado de solicitudes de prórrogas de visa y permanencias definitivas”, especificó Fontecha Bórquez.

De esta manera, las personas que quieran ingresar deberán declarar las razones por las que visita el país; estableciendo 13 motivos para quienes quieran venir por motivos de residencia entre las cuales destacan: trabajo, estudios, reunificación familiar, trabajo temporal (labores estacionales) y razones humanitarias, además de otra visa destinada a buscar oportunidades laborales, incluyendo una especial para pacientes bajo tratamiento médico.

“La norma vigente actualmente permite que las personas ingresen a territorio nacional como turistas y una vez acá puedan postular a una visa. Por el contrario, con esta nueva ley, primero se deberá llegar con la solicitud aprobada, de esta forma protegemos a los migrantes teniendo su documentación legal, evitando abusos laborales, violación de derechos, hacinamientos, etc. Asimismo, las personas que ingresaron por pasos no habilitados antes de la promulgación de la ley tendrán seis meses para abandonar Chile y solicitar la visa en los consulados chilenos en el exterior, donde deberán hacer el trámite completo ya que no podrán  pedir la visa en Chile”, señaló la vocera.

“Como gobierno no buscamos cerrarle la puerta a nadie, menos a los extranjeros que tengan ganas y buenas intenciones de hacer de nuestro país un lugar mejor, pero somos conscientes que era necesario regular y ordenar el ingreso de personas, porque eran los propios migrantes los más perjudicados”, agregó la Seremi.

Respecto a la lista de delitos establecidos por el Código penal que impiden el ingreso al país, ésta aumentó incluyendo a las personas condenadas por tráfico ilícito de estupefacientes, femicidio, secuestro de menores y robo con violación, entre otros.

Para finalizar, la Seremi de Gobierno se refirió a las críticas por parte de algunos representantes de la oposición en el congreso que amenazan con enviar la iniciativa al Tribunal Constitucional por encontrar que contraviene a principios básicos. “Esta es una legislación positiva para nuestro país, protege a los migrantes y a nuestros compatriotas, vela por los derechos de las mujeres y niños y está pensada para que nadie pueda perjudicar a quienes vienen en pos de un mejor futuro para ellos y sus familias”, finalizó.