Con el objetivo de aunar esfuerzos y criterios para organizar el trabajo a desarrollar durante el presente año, se realizó la primera reunión mensual del Circuito Intersectorial de Femicidio, CIF, liderado por el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género.  Este espacio de articulación también lo integran la Policía de Investigaciones de Chile, Unidad de Atención a Víctimas y Testigos de la Fiscalía Regional de Aysén, Servicio Médico Legal, Carabineros de Chile, Servicio Nacional de Menores y el Centro de Atención a Víctimas del Ministerio del Interior y Seguridad.

Junto con destacar la participación de las instituciones en la primera sesión del 2021, la Directora Regional de SernamEG, Elizabeth Gutiérrez Eggers, relevó la asistencia de la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos. “Erradicar la violencia contra las mujeres requiere una coordinación interinstitucional rápida, articulada y especializada, lo que siempre es un desafío; en el caso de nuestra Región hemos podido sumar desde el año pasado a la Fiscalía Regional de Aysén, si bien no son parte del convenio nacional del CIF, su incorporación da cuenta del compromiso compartido en apoyar a las mujeres que viven las consecuencias de esta problemática sociocultural. En esa línea, una de nuestras metas propuestas este año es organizar un seminario de capacitación para el primer semestre en coordinación con la URAVIT. Esta es una de las acciones que desarrollaremos para generar aprendizajes que nos permitan mejorar la respuesta y la prevención de nuevos casos de femicidios”.

La IV Encuesta Nacional de Violencia Contra la Mujer en el Ámbito Intrafamiliar y Otros Espacios encuestó a mujeres entre 15 y 65 años en todo el país el año 2020, fue realizada por la Subsecretaría de Prevención del Delito que depende del Ministerio del Interior y Seguridad Pública. En comparación con el último estudio realizado el año 2017, uno de sus principales resultados fue que el 41,4% de las mujeres señalaron que han sufrido alguna situación de violencia en su vida; el 2017 la cifra fue de un 38,2%. Otro de los datos que arrojó el estudio es que las mujeres están declarando en una mayor proporción ser víctimas de violencia psicológica, llegando a un 38,3%, mientras que en 2017 ese número era un 35,9%.

Respecto a la encuesta, Elizabeth Gutiérrez Eggers, precisó que “estos datos dan cuenta de una realidad que continúa presente en nuestra sociedad, más de la mitad de la población del país está expuesta a esta problemática; que está basada en un orden social discriminatorio. Por ello es tan importante enfrentarla desde diferentes ángulos, teniendo en consideración las realidades regionales; tanto de los casos de violencia de género como de las instituciones. Ese es justamente el aporte que entrega el Circuito Intersectorial de Femicidio y de allí la relevancia de que se siga fortaleciendo con el tiempo”.

Finalmente, otra de las funciones del CIF – en el caso de los femicidios frustrados- es hacer el seguimiento de las intervenciones con las mujeres y víctimas colaterales apoyadas por las instituciones; así como las coordinaciones de seguimiento, protección, atención y acceso a la justicia.