Con miras al inicio del año escolar 2021 el Seremi de Educación, Sergio Becerra Mera y la Directora Regional de la Superintendencia de Educación SUPEREDUC Escolar Pamela Adriazola Rojas formularon un llamado a los colegios a solicitar lo estrictamente necesario en materia de uniformes y útiles escolares, para no sobrecargar el bolsillo de los padres y apoderados, y recomendaron a los establecimientos reutilizar algunos materiales del año pasado.

“Considerando las dificultades económicas que muchas familias han debido enfrentar como consecuencia de la pandemia, es importante que los colegios sintonicen con las necesidades de los apoderados y soliciten lo estrictamente necesario en cuanto a los útiles escolares, con un particular énfasis en reutilizar todo aquello que sea posible”, indicó el Seremi Sergio Becerra Mera.

Por su parte, la directora regional de la SUPEREDUC Pamela Adriazola señaló que: “Como Superintendencia de Educación hacemos un llamado  a los establecimientos escolares a reutilizar los útiles escolares del año pasado entendiendo que el año 2020 fue un año especialmente difícil en lo económico para las familias producto de la pandemia”.

En relación con los útiles escolares, Pamela Adriazola recordó que la normativa señala que ningún establecimiento del país puede solicitar artículos de aseo y de oficina, y tampoco puede obligar o inducir la compra de determinadas marcas en algunas empresas o locales comerciales.

Por otra parte, sobre el uso obligatorio del uniforme se recordó que es una decisión tomada entre el establecimiento, Centro de Padres y Consejo de Profesores, previa consulta al Centro de Alumnos y Comité de Seguridad, por lo que las normas sobre su uso deben estar claramente señaladas en el Reglamento Interno y si existe algún cambio de uniforme, el establecimiento deberá comunicarlo en marzo de cada año.

En cuanto a los textos escolares, el Ministerio de Educación hace entrega gratuita de estos ejemplares a todos los establecimientos que reciben subvención del Estado. Este 2021 se entregarán más de 16.500.000 ejemplares, beneficiando a más de 2.800.000 alumnos, que corresponde al 93% de la matrícula escolar.

Si un establecimiento que recibe financiamiento estatal solicita un texto adicional o complementario a los que entrega el Mineduc, la adquisición de éste es voluntaria, debiendo el establecimiento adecuar la actividad pedagógica para aquellos que no cuentan con dicho texto.

Desde la Superintendencia de Educación fueron enfáticos en señalar que, frente al incumplimiento del uso del uniforme, falta de algún útil escolar o texto, en ningún caso el colegio podrá sancionar al estudiante, prohibiendole la permanencia en el establecimiento o excluirlo de alguna actividad pedagógica. Si algún apoderado considera que el colegio está transgrediendo dicha normativa, puede ingresar una denuncia a través de la página www.supereduc.cl

El llamado final de las autoridades regionales de educación apuntó a que  si durante el año 2020 no se utilizaron todos los materiales o útiles escolares, los establecimientos soliciten lo estrictamente necesario, y a adecúen las actividades pedagógicas para reutilizar material de 2020, y evitar así gastos adicionales a las familias en este retorno a clases 2021.