Escrita por: Alexis Cornejo Moraga, coordinador causa salud región de Aysén.

Durante el último año, SALUD ha sido una de las palabras más reconocidas en los buscadores de internet y además en nuestras familias, cosa no rara debido a la pandemia que enfrentamos desde marzo del año 2020 en Chile.

En Evopoli tenemos nuestra causa Salud que nace en el año 2016 bajo el alero del programa de gobierno para Felipe Kast, en ese entonces pre candidato presidencial, uno de los principales objetivos es formar un equipo multidisciplinario que permita tener una visión global de la salud y trabajar en la coordinación de actividades que promuevan lineamientos para avanzar hacia una salud más justa e inclusiva.

Comúnmente, nos preocupamos por nuestra salud cuando estamos enfermos, pese a que no estarlo debería ser un interés constante en nuestra vida. Por lo tanto, desde la perspectiva integral, estamos saludables cuando gozamos de capacidades físicas, mentales, intelectuales, afectivas y sociales que nos hacen sentir seres humanos plenos y felices, como podrán darse cuenta “estar saludables” no es la mera ausencia de alteraciones y enfermedades, sino un concepto positivo que implica distintos grados de vitalidad y funcionamientos adaptativos.

José Casado, en su libro “Caminando hacia la salud”, menciona que: “La salud y la felicidad son estados inherentes al ser humano y dependen de uno mismo. Lo más importante para nuestra salud y felicidad es el amor incondicional que emana de nuestro interior. Este principio profundo es la mayor de las maestrías y ser consciente del mismo es vital para nuestra felicidad y bienestar”.

La individualidad es uno de los factores que tiene más importancia en la salud integral. Ya que ninguna persona puede compararse a otra, cada uno ha crecido bajo diferentes circunstancias, ha tenido distintas oportunidades, sus condiciones físicas son diferentes, y sus reacciones físicas y emocionales a los factores ambientales, y a los tratamientos nutricionales también lo son, es ahí donde entrego mi mirada quizás utópica de lograr una salud para todos y todas de calidad, inclusiva y justa no puede depender del bolsillo de la persona que requiere una atención, quizás en algunos casos ya llegamos tarde, ¿pero que hemos hecho como estado por entregarle en sus últimos días la mejor calidad de vida que podemos?. Aún nos falta mucho.

Cuando tenemos un sueño tan ambicioso como este, hay que estar preparado en el presente y ser capaz de proyectar el futuro sin olvidar el pasado, aceptando que lo fundamental es romper la inercia mediante una actitud progresiva en pos de la salud, amparado bajo luz del conocimiento científico, pero también siendo responsable de como educar a nuestros hijos(as), enseñarles que todo es un equilibrio que es difícil mantener pero que se puede realizar. Necesitamos un mejor país y un desarrollo en Aysén, es por esto que te invito a sumarte a la Causa Salud en la región de Aysén, en donde el único requisito es generar espacios que contribuyan a mantenernos en estrecha cercanía con nuestros vecinos y vecinas y de esta forma comprender las necesidades reales en relación a temas de salud, además de tener ganas de realizar actividades y llevar un poco de alegría a nuestros vecinos y vecinas, ya que al recibir una sonrisa estamos entregando una mejor salud.

Siendo funcionario de salud no puedo dejar de agradecer a todos y todas las colegas que han estado por ya casi un año, dando lo mejor de sí para salvar nuestras vidas, además ha quedado demostrado que en Chile el proceso de vacunación si bien no ha estado exento de algunas dificultades ha sido exitoso.

Chile tiene una población aproximada de 19 millones de habitantes, esto supone que más del ocho por ciento de la población está inmunizada, al menos con una dosis inicial. Pocos estados, como Israel (70 por ciento), Emiratos Árabes Unidos (47 por ciento), Gran Bretaña (20 por ciento) o Estados Unidos (14 por ciento) tienen tasas de vacunación contra el coronavirus más altas. Y eso después de que la mayoría de ellos, según el sitio web «Our World in Data», lleve varias semanas vacunando a sus ciudadanos, en la región de Aysén al día domingo 14 de febrero ya se tenía un total de 12.664 personas inoculadas con la primera dosis y 2003 personas con su segunda dosis, alcanzando un total del 15.8% con esquema completo, el más alto del país, lo que sin duda es un gran mérito, vaya mi reconocimiento y agradecimiento a todos y todas las funcionarias(os) y trabajadores de salud de establecimientos y seremi de Salud y a todos quienes realizan un gran esfuerzo por sacar adelante esta gran tarea.

Los invito a unirse a esta causa ya comenzamos el trabajo en Melinka, pronto será Tortel y poco a poco iremos uniendo redes por una mejor salud para Aysén y una Mejor salud para nuestros vecinos y vecinas.