La asociatividad es la forma que ha encontrado el municipio de O’Higgins, para paliar las diversas dificultades que los pobladores, en lo particular quienes se dedican a la ganadería, viven para criar a sus animales, en terrenos cuyos suelos son de mala calidad y no permiten el crecimiento de pasto para forraje.

Ante esta dificultad, el municipio, liderado por el alcalde Roberto Recabal, ha generado una serie de ayudas para el traslado de forraje desde diversos puntos de la región de Aysén hasta la austral comuna.

 

La iniciativa busca que quienes se dedican al ganado puedan trasladar los fardos a un costo significativamente menor, tal como precisó José Antolín Sepúlveda, quien indicó:

 

Teolinda Lagos, vecina del sector La Ramona:

 

La ayuda prestada por el municipio es activa para ir en apoyo de los ganaderos locales, incluso alcanzando acuerdos económicos, ya que el forraje que compran los vecinos de la comuna es a un costo más barato, ya que se compra en pleno período de cosecha.