Detectives de la agrupación Microtráfico Cero de la Brigada de Investigación Criminal Aysen de la Policía de Investigaciones detuvieron en el sector del centro de la comuna de Puerto Aysén a un imputado, mayor de edad y sin antecedentes policiales, por el delito de microtráfico contemplado en la Ley 20.000 que sanciona el tráfico ilícito de drogas.

En un trabajo conjunto con el Ministerio Público y tras diversas diligencias investigativas, análisis criminal e inteligencia policial, los detectives del equipo MT0 logran establecer que el sujeto comercializaba cannabis en Puerto Aysén, “deteniéndolo tras un procedimiento policial en la vía pública e incautando cinco envoltorios de cannabis sativa, con un peso bruto de 7.35 gramos”, detalló el subprefecto Eduardo Charpentier, jefe de la BICRIM Aysén.

La droga incautada durante la diligencia equivale a alrededor de 22 dosis y tiene un avalúo de $110.250 pesos, sustancia que era comercializada al menudeo en distintos puntos de la comuna previo acuerdo entre el imputado y los consumidores. Además, durante el procedimiento se incautaron elementos para la comercialización de la droga y $30.000 pesos de dinero en efectivo.

Este procedimiento se desarrolló en pleno centro de Puerto Aysén, cercano a dos establecimientos educacionales y corresponde a un punto de línea base para este año, esto quiere decir que se trata de un punto prioritario a intervenir por ser un sector de venta de drogas diagnosticado por el equipo especializado de la PDI.

En ese sentido, el jefe regional, prefecto Jorge Valdés, señaló que “para la PDI es prioritaria la seguridad y tranquilidad de las personas, es por ello que nuestros esfuerzos se orientan en dar cobertura a aquellos lugares donde conviven nuestros niños, niñas y jóvenes. Trabajamos por una ciudad libre de drogas, donde las personas y familias caminen tranquilas y lejos de este flagelo».

Por instrucción del fiscal de la causa, el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Puerto Aysén para su control de detención, mediante videoconferencia desde la unidad policial, instancia donde el Tribunal decretó legal su detención, la medida cautelar de firma mensual y 90 días de plazo para la investigación.