Una alianza público- privada impulsada por el ministerio de la Mujer y Equidad de Género, el ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, el Capítulo Chileno del Museo Nacional de la Mujer en las Artes y otros relevantes actores, dio a conocer la seremi Bárbara Ortúzar, invitando a través de esta oportunidad a todas las mujeres escultoras a participar en el primer concurso público para realizar una obra escultórica que se constituya en un símbolo inspirador de la riqueza del aporte de la mujer al desarrollo de nuestro país y su amplia diversidad, junto con promover la visibilización de mujeres artistas.

Las mujeres han sido, son y serán un pilar fundamental de la sociedad chilena, permitiendo que el país avance hacia un desarrollo humano, inclusivo, generoso, íntegro y respetuoso del entorno y de la diversidad.

Mostrar y reconocer públicamente su valor y aporte, es el propósito de la iniciativa, respecto ella la representante de la cartera Mujer en la región indicó “Valoramos enormemente esta iniciativa público-privada, ya que en nuestro país no existe hasta el minuto un monumento dedicado a las Mujeres o en dónde se homenajee la relevante labor que hemos tenido en la historia de nuestro país y desarrollo. Todos los monumentos actuales recuerdan hazañas de la historia protagonizados por los hombres, pero no olvidemos que los hombres jamás han estado solos, siempre hemos estado, no sólo acompañándolos, sino además siendo participantes relevantes. Es por esto que ya no se puede esperar más y mejor si, además, las encargadas de diseñar y realizar estos monumentos serán artistas chilenas o extranjeras, residentes en nuestro país”.

De acuerdo con el primer Estudio de Monumentos Públicos a Mujeres en capitales regionales de Chile, realizado por la Secretaría Técnica del Consejo de Monumentos Nacionales, de las 621 estatuas y placas identificadas por el catastro en cada una de estas ciudades, sólo 29 corresponden a obras dedicadas a mujeres, relacionadas con temas o personajes específicos. Esto corresponde a un 4,7% del total. Incluso, existen cuatro capitales de las 16 regiones del país -Maule, La Araucanía, Los Ríos y Aysén- que no registran monumentos conmemorativos a ninguna mujer.

Para la seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Verónica Díaz “esta es una muy buena oportunidad para visibilizar a través de una obra de arte el gran aporte que las mujeres realizan día a día al desarrollo de nuestro país, por lo que la invitación es a que las creadoras regionales se hagan parte de esta convocatoria”.

La obra -que debe ser original e inédita- será desarrollada por la artista que resulte ganadora en el concurso público convocado por los organizadores, cuyas bases se encuentran publicadas en www.capitulochilenonmwa.cl.

En la convocatoria, que se encuentra abierta, podrán participar todas las mujeres artistas nacionales y extranjeras, residentes en Chile, ya sea individualmente o en colaboración, que se desempeñen en el área de las artes visuales con carácter profesional. La artista que obtenga el primer lugar contará con seis meses para ejecutar la obra, que se instalará en el Parque los Reyes de la comuna de Santiago, en un lugar de fácil acceso, para compartirla con toda la ciudadanía. Su inauguración está contemplada para enero de 2022.

Importante es considerar que un 57% de las más de 600 obras de este tipo ubicadas en las principales ciudades de Chile están dedicadas a hombres, mientras que un 38% a otro tipo de conmemoraciones, como, por ejemplo, batallas históricas.

Es por esto que el proyecto integral, incluyendo todo lo que implica el concurso, la realización de la obra, instalación, administración, tiene un valor de $90 millones, monto aportado por la Confederación de la Producción y del Comercio, a quien asiste la convicción de la importancia de rendir un homenaje a las mujeres de Chile. Del total de recursos, 56 millones estarán asignado a la ganadora y a su obra, y el remanente a gastos de producción, estudios de suelos, seguros y gastos administrativos.

A esto se suma el aporte pro bono del Capítulo Chileno del Museo Nacional de la Mujer en las Artes, que incluye el trabajo de gestores culturales, ingenieros comerciales, arquitectos, calculistas, abogados y otros profesionales.