La medida se da en el marco de la pandemia y fue a solicitud de la entidad beneficiaria en la que el penado presta servicios, basándose en las características personales que posee el individuo y en el tipo de labores que desempeña para dar cumplimiento a su pena.

Como un precedente positivo y que abre nuevas posibilidades para el cumplimiento de la pena de Prestación de Servicios en Beneficio de la Comunidad (PSBC) durante la pandemia, calificó Gendarmería de Chile el pronunciamiento realizado por el Juzgado de Garantía de Coyhaique, que autorizó el cumplimiento de dicha pena en modalidad de teletrabajo, en el caso de un penado que se desempeña en el Servicio de Registro Civil e Identificaciones.

La PSBC, es un tipo de pena que se cumple en el medio libre, a través de Instituciones y Organizaciones Públicas y Privadas, con las cuales Gendarmería, estableció convenios de colaboración. En concreto las personas condenadas a este tipo de cumplimiento, puedan desarrollar una actividad laboral no remunerada compensando a la comunidad por el daño causado con la infracción a la ley.

Dadas las condiciones que nos impone la pandemia y las restricciones asociadas al Plan Paso a Paso, la entidad beneficiaria, en este caso el Registro Civil, propuso la posibilidad de que un usuario que estaba cumpliendo labores administrativas pudiese continuar mediante teletrabajo, atendiendo a que existía la voluntad, los medios tecnológicos y competencias del usuario que posibilitarán el cumplimiento en dicha modalidad. A raíz de lo anterior se hizo la consulta al Juzgado de Garantía de Coyhaique, tribunal que accedió a la solicitud en base a los antecedentes.

Destacó el jefe del Centro de Reinserción Social de Coyhaique, Pablo Vargas Torres:

 

Es importante destacar que la función que desempeña el penado es un espacio que el Servicio de Registro Civil crea, para darle cabida, por lo que sus labores están apegadas al espíritu de la ley, es decir, desempeña tareas que van en beneficio de la comunidad, y no realiza funciones que sean de competencia de los funcionarios de esa repartición.

Por la situación que genera la pandemia, desde el mes de abril de 2020, la pena sustitutiva de prestación de servicio ha estado suspendida, en los periodos de cuarentena (fase 1) de las distintas comunas de la región y en Fase 2, para las personas que cumplen los fines de semana. La suspensión tiene su origen en el riesgo de contagio que pudiese presentarse para los penados y para la comunidad. La mayoría de las Entidades Beneficiarias dejaron de funcionar con normalidad y, en la medida que se avanza en el plan paso a paso se van generando estrategias para facilitar el cumplimiento.

La entrada en vigencia de la cuarentena preventiva en Coyhaique, limita que la persona tuviese continuidad en el cumplimiento de la pena de prestación de servicios, entre otras cosas debido a la reducción de los aforos. En este caso la Institución tuvo la iniciativa, con una fuerte convicción de creencia en el penado, en sus recursos personales y, en favorecer que éste termine de buena forma su pena.

Agregó la coordinadora regional de la PSBC, Marcia Correa Chávez:

 

Finalmente hay que destacar que la pena de Prestación de Servicios en Beneficio de la Comunidad es impuesta por los Tribunales de Garantía a personas que cometen delitos
que implican condenas privativas de libertad de menos de 300 días o, en su defecto a personas que por el delito cometido son condenados al pago de una multa. Ambos tipos de condenas pueden ser sustituidas, si las personas cumplen con ciertos requisitos que se indican en la Ley N°18.216 de penas sustitutivas y si manifiesta su voluntad expresa de prestar servicios comunitarios.