Escrita por Luis Alberto Prieto Epuyao, Seremi Justicia y Derechos Humanos Región de Aysén. 

El próximo 30 de julio es el día mundial en contra de la Trata de Personas, por ello, en las siguientes líneas intentaremos explicar sucintamente en que consiste este tipo penal, y como estamos abordando este fenómeno a nivel regional.

Lo primero y esencial, en nuestro país la trata de personas es un delito -toda acción u omisión voluntaria penada por la ley-, ya que se encuentra tipificado en el artículo 411 quáter de nuestro Código Penal, el cual parte estableciendo los medios comisivos, al señalar que “El que mediante violencia, intimidación, coacción, engaño, abuso de poder, aprovechamiento de una situación de vulnerabilidad o de dependencia de la víctima, o la concesión o recepción de pagos u otros beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra…”.

Continua el artículo citado, indicando los verbos rectores “capte, traslade, acoja o reciba personas…”, señalando después la finalidad “para que sean objeto de alguna forma de explotación sexual, incluyendo la pornografía, trabajos o servicios forzados, servidumbre o esclavitud o prácticas análogas a ésta, o extracción de órganos, …”, para finalizar estableciendo la pena asociada “será castigado con la pena de reclusión mayor en sus grados mínimo a medio y multa de cincuenta a cien unidades tributarias mensuales.”.

En síntesis, estamos frente a esta figura, cuando la persona es trasladada o se traslada desde su lugar de origen a uno distinto, produciéndose desarraigo, existiendo una limitación o privación de la libertad, ya que no es libre de hacer lo que desee, estando limitada además su libertad de movimiento, con una finalidad –generalmente- de explotación sexual o laboral, siendo habitualmente las personas con mayor vulnerabilidad (condiciones de pobreza, desempleo y bajo acceso a educación) quienes son víctimas de trata de personas.

En nuestra región, y al igual que es resto del país, funciona la Mesa Intersectorial sobre Trata de Personas, de la cual, como Secretaria Regional Ministerial somos punto focal, se encuentra integrada por distintas instituciones y servicios, basando su trabajo en tres ejes estratégicos: prevención y sensibilización; protección y asistencia de víctimas; control y persecución del delito.

Es en cuanto al primer eje indicado -prevención y sensibilización-, que en conjunto a la Policía de Investigaciones, y en el contexto del día mundial en contra de la Trata de Personas, realizaremos una Jornada de Sensibilización, enfocada especialmente a todos los funcionarios y funcionarias públicos, que en su quehacer diario realizan fiscalizaciones, y podrían tomar conocimiento sobre un eventual caso de trata de personas, por lo que en su oportunidad serán dos destacados expertos de la PDI, quienes expondrán sobre cuál ha sido el comportamiento de este tipo penal a nivel nacional y regional, a fin de identificar de buena forma, aquellos indicios y/o comportamientos que ameriten denunciar y aplicar el protocolo intersectorial establecido para este tipo de casos.

No podemos obviar que en nuestra región, hechos delictuales que no se veían en nuestra infancia, hoy se encuentran presentes, y que nuestro comportamiento confianzudo de aquel entonces ha cambiado a uno más previsor, por ello la importancia de trabajar colaborativa y oportunamente junto al intersector, para en primer lugar prevenir y en segundo, actuar rápidamente frente a este tipo de delito.